Magazine

Anunciate aquí
vivienda

Tipos de préstamos hipotecarios: ¿cuál necesitas?

3 comentarios

loan_agree.jpg
¿Sabes qué tipo de hipoteca vas a contratar? No hay un tipo único de hipoteca, sino que existen diferentes clasificaciones de préstamos hipotecarios y, entre todos ellos, debemos buscar aquel que se adapte mejor a nuestros intereses y al inmueble que vayamos a hipotecar.

De manera general, podemos decir que las hipotecas se dividen en tres tipos según el interés que se aplica al préstamo: hipotecas de tipo variable, fijo o mixto.

Anunciate aquí

Escoger entre ellos puede suponer que, o bien nos apliquen siempre el mismo tipo de interés a lo largo de la vida del préstamo, concretado por contrato (la hipoteca a tipo fijo) o bien, que el interés varíe en función del tipo de interés de referencia (la hipoteca de interés variable) que, en España, es normalmente el Euribor a un año a pesar de que estén apareciendo nuestros índices de referencia.

El tipo de interés mixto será una mezcla de los dos anteriores, generalmente con periodos de interés fijo al inicio de la hipoteca, y a interés variable el resto de años.

Tipos de hipoteca según el perfil del cliente

No será lo mismo contratar una hipoteca con 30 años que con 50, las condiciones del producto serán diferentes, sobre todo, en lo tocante al plazo máximo al que se conceden y también el porcentaje del importe de la compra de inmueble que la entidad financiará.

Las entidades conceden hipotecas a 30 años, a 40 y a 50, aunque este último caso ya es poco habitual. La edad del titular más joven, no debe superar los 75 u 80 años en el momento de finalizar el préstamo hipotecario.

Las hipotecas para jóvenes ofrecen, por norma general, condiciones más ventajosas, ya que están destinadas a menores de 35 años. El plazo de la hipoteca puede llegar a ampliarse hasta los 35 ó 40 años. También varía el importe financiado, en algunos casos se permite financiar hasta el 100 por ciento.

Las hipotecas para mayores de 40 años también cuentan con condiciones especiales. La financiación no suele llegar al 100 por cien, ya que se deduce que el usuario ya cuenta con ahorros fruto del trabajo de toda una vida comprar el inmueble, generalmente una segunda vivienda.

Mención aparte merece la hipoteca inversa. Éstas son un tipo muy particular de préstamo hipotecario, generalmente para usuarios jubilados o pensionistas. No se trata de un préstamo hipotecario al uso, sino que el propietario del inmueble solicita a la entidad financiera abone mensualmente un dinero que cubrirá la función de complementar su pensión mensual, poniendo como garantía la vivienda.

Tipos de hipoteca según la finalidad del préstamo

¿Cuál es el fin de contratar la hipoteca? Las entidades bancarias ofrecen productos muy concretos según la finalidad del préstamo: la compra de una vivienda habitual, una segunda residencia, un local comercial, para construirse una casa propia, para realizar reformas en nuestra vivienda habitual, e incluso hipotecas que facilitan la compra de una vivienda nueva, sin haber vendido la actual.

Las hipotecas para subrogación son un producto especial para aquellos usuarios que quieran sustituir su hipoteca actual, yéndonos a otra entidad financiera. Es una manera de obtener mejores condiciones, sobre todo en el tipo de interés que nos aplican (lo único que se podrá modificar por Ley, ya que el resto de condiciones deben permanecer constantes, tales como el plazo, el capital pendiente, etc.). Aunque los gastos de subrogación son menores que los de contratar una hipoteca nueva, sigue habiendo comisiones, como la de cancelación en la entidad actual, que se calculará en función del importe pendiente que nos reste por pagar en la hipoteca.

En Actibva | Simulador de Hipotecas
Imagen | lumaxart

logo-iahorro-sm.jpg Eva Llorca es Editora en iAhorro.com, comparador de productos financieros
Si deseas publicar posts invitados como éste en Actibva, ponte en contacto con nosotros.

+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia