Magazine

Anunciate aquí
productos-financieros

Qué hacer cuando los números de nuestra cuenta corriente se vuelven rojos

2 comentarios

6018130697_d288c34c27_z.jpg
Gastar, gastar, gastar… el suma y sigue no acaba en esta época. El extracto del banco es infinito sobre todo si le adjuntan al de la tarjeta de crédito: regalos, cenas, rebajas… Y a estos gastos navideños hay que sumarle los gastos de un mes cualquiera: luz, teléfono, hipoteca… Quizás con tanto gasto llegue el día que su cuenta entre en números rojos, y te des cuenta que la paga te permite unos caprichitos pero no tantos.

Los números rojos nunca son aconsejables, sobre todo porque son castigados con altísimas comisiones e intereses. Además, si eres afortunado, puede que entres en números rojos, pero los menos afortunados, pueden que se den cuenta de que su entidad financiera les ha devuelto los recibos al no disponer de dinero en cuenta, con los problemas que esto ocasiona: cortes de luz, teléfono…. ¿Pero en realidad sabes cuánto tiempo puedes estar en números rojos o cuánto me cuesta?

¿Qué son los números rojos?


Los descubiertos, o más coloquialmente, estar en números rojos, ocurren cuando se retira más dinero del existente en nuestra cuenta corriente, y la entidad financiera adelanta esa diferencia. Es decir, si tenemos una cuenta en nuestra entidad con 100 euros y nos llega un recibo de 150, la cuenta (si la entidad no devuelve el recibo) quedará con 50 euros en negativo, dinero que tendrá que adelantar la entidad. Cuando nos quedamos en números rojos el banco suele cobrar unas comisiones e intereses que suelen ser bastantes elevados.

Por ejemplo: tenemos una cuenta corriente con un saldo de 400 euros, y el día 1 de febrero nos llega el pago de la luz de 500 euros. Durante el mes de febrero no podemos hacer frente a la deuda, y no la abonamos hasta el 1 de marzo, por lo tanto, tenemos un saldo en descubierto de 100 euros durante un mes.

Nuestra entidad financiera nos informó al principio de comenzar a utilizar sus servicios que en esa situación nos cobrarán un 10% anual de intereses por descubierto, un 1% de comisión anual con 5 euros de mínimo, una comisión fija de 10 euros por descubierto y unos gastos de gestión y correo de 1 euro. Con todo esto, la gracia nos saldría por 0,83 euros de intereses, más 5 euros de comisión y añadiremos el euro por la gestión y la comisión por descubierto. En total 16,83 euros (cantidad que hubiera aumentado si siguiésemos sin pagar mes a mes).

Puede que el descubierto se deba a una situación puntual por una compra de más, o porque no se había hecho el oportuno ingreso de dinero. Eso a nuestra entidad no le importa, lo que importa y quiero resaltar es que siempre hay que evitar una situación así.

Entonces… ¿Cuántas comisiones puede ocasionar un descubierto?


Un descubierto puede ocasionar como máximo estas tres comisiones:

  • Comisión por reclamación por posición deudora: es una comisión que se genera por los trámites que ha tenido que llevar a cabo la entidad para avisarnos del descubierto. Estos importes varían en función de la entidad y el tipo de cuenta que tengamos contratadas, siendo de 10 euros o incluso 45.

  • Comisión por descubierto: porcentaje que se aplica sobre el mayor saldo al descubierto durante el período de la liquidación. Este porcentaje no se puede cobrar dos veces por el mismo descubierto, y puede variar desde un 1% a un 4,5%. En el caso de cuentas corrientes con personas físicas, la aplicación de comisiones y de tipo de interés no puede dar lugar a una TAE que supere 2,5 veces el interés legal del dinero.

  • Interés acreedor: son los intereses que se generan por el dinero que nos ha prestado el banco durante el tiempo de vigencia de números rojos.

Informarte que si piensas que tu entidad te ha cobrado unos gastos superiores al legal,lo primero que debes hacer es hacérselo saber al director de la oficina. Si no obtienes respuesta o los resultados que persigues, podrás acudir al defensor del cliente de la entidad. Este deberá contestare con un periodo máximo de dos meses, pero si no le dan respuesta o tampoco sea se su gusto, podrás recurrir a la Oficina de Reclamaciones del Banco de España.

¿Cómo nos informa nuestra entidad financiera?


Desde el momento de la firma del contrato con nuestra entidad, debemos haber sido informados sobre el tipo de penalizaciones que impone el banco si el usuario se queda en números rojos. Paralelamente al cobro de los intereses, la entidad se pone en contacto con el deudor para avisarle de que les debe dinero.

La entidad puede contactar con nosotros de distintas formas, dependiendo de la política informativa que lleve o de la relación con el cliente. De tal forma que podemos enterarnos por teléfono, por correo, por una carta ordinaria o certificada, o, incluso, por vía sms. No obstante, cuando haya notificación del registro, la entidad tiene la obligación de comunicar al titular de la cuenta la liquidación realizada mediante el pertinente documento de liquidación.

¡Cuidado! Si pasa un mes, y otro, y otro…. y seguimos sin pagar lo que debemos, puede que la entidad entregue nuestros datos al fichero de morosos. Y como ya sabéis no es un fichero más, ya que os puede traer complicaciones a la hora de pedir un crédito, por ejemplo. Y no solo eso, si seguimos sin pagar, podemos llegar a recibir innumerables llamadas telefónicas hasta que se realice el pago.

Cómo actuar en caso de descubierto


Quedarse en números es rojos es un error y es aconsejable hacer los posible para evitar que ocurra. Si esta situación es puntual, lo mejor es avisar a tu entidad financiera de que va a llegar un recibo el cual no puede ser pagado con el dinero existente en la cuenta. Si no se tiene fama de deudor, a la entidad no le importará hacer frente a ese puntual pago, ya que ese dinero, cuando se devuelva, se hará con un extra de intereses y comisiones.

Si por el contrario su fama de deudor le delata, o no avisa, el banco puede optar por devolver los recibos, pudiéndote encontrar con problemas con los acreedores (cortes de luz, teléfono…).

Una forma de evitar problemas de números rojos es tener domiciliada la nómina en su cuenta. Sería un acto de garantía a las entidades, y estas te permitirían descubierto por un importe máximo equivalente a la nómina, sin cobrar comisiones, siempre y cuando el ingreso de la siguiente nómina cubra el descubierto. De todas formas, lo mejor será planificarse un poco y hacer previsiones.

Si te ves con frecuentes problemas para hacer frente a los pagos puede ser recomendable abrir una línea de crédito para atender los pagos mientras se espere a cobrar. De esta forma se siguen pagando intereses, pero muchos menores.

Tener en cuenta que ni a nosotros, los clientes, nos gusta estar en números rojos, ni a ellos tampoco. Es por eso que se cobran un intereses tan altos, ya que, tu entidad te está concediendo como un préstamo sin tener ninguna garantía de poderlo cobrar.

En Actibva | Descubiertos en cuenta corriente: funcionamiento y comisiones, Manual práctico de productos financieros:la cuenta corriente
Imagen | Escaleras

Anunciate aquí
Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de yonderboy !

    El tiempo que luego se acaba perdiendo en ir a la sucursal a quejarse. Yo creo que siempre merece tener algo de dinero de sobra, aunque sean 50 euros.

  • 2

    Avatar de Lawson !
    Lawson | 4 estrellas

    Yo lo de los números rojos lo veo un poco fuerte... a veces por tener algo más de un euro de números rojos te clavan 30... no es mal negocio...

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia