Magazine

Anunciate aquí
productos-financieros

¿Qué es un repo?

3 comentarios

Repo

Un repo es una operación con pacto de recompra, es decir, una entidad financiera vende un activo con un pacto de recompra por un precio determinado dentro de un tiempo determinado. Esta operación también se conoce como reporto, Repurchase Agreement o Sale and Repurchase Agreement.

Las operaciones de repo se suelen realizar con títulos de deuda fija, especialmente con títulos de deuda pública como letras, bonos y obligaciones del estado. El pacto de recompra se realiza a un tipo de interés determinado, por lo que el inversor recibirá su dinero más un beneficio. Los tipos de interés ofrecidos dependerán de los tipos de interés de la deuda pública.

Anunciate aquí

En este tipo de operaciones el inversor está proporcionando un préstamo a la entidad financiera, solo que garantizado con un título de deuda pública, normalmente se trata de una forma de obtener liquidez a corto plazo para los bancos. También es un instrumento de política monetaria de los bancos centrales.

En cierto modo se parece a actuar como si fuéramos una casa de empeño o a un contrato de prenda. El cliente necesita dinero y le concedemos un préstamo quedándonos algo que le pertenece, sólo que en vez de quedarnos una joya nos quedamos con un activo de deuda pública. A diferencia de una casa de empeño, existe un pacto de recompra que el banco cumplirá.

Los repos existen desde la primera mitad del siglo XX, aunque no se popularizaron hasta los años 70 y 80 con la informatización de la inversiones. Hoy en día los repo son habituales en los mercados y muy utilizados por firmas para obtener liquidez con la que financiar otro tipo de operaciones.

Tipos de repos

Los repos pueden ser de varios tipos, se empiezan distinguiendo por su duración. La duración de u contrato de repo puede ser desde un día a varios meses. Por ejemplo hay entidades financieras que los ofrecen a un día, a tres días, a una semana, a dos semanas, a un mes, dos meses, tres, seis y nueve meses.

Los repos pueden ser bilaterales o trilaterales. En los repos bilaterales el banco o entidad financiera que ofrece el repo es el custodio del mismo, mientras que en los trilaterales una tercera parte neutral custodia el repo. Los repos bilaterales sólo se admite por los clientes cuando el banco es extremadamente sólido y de alta confianza, los trilaterales suelen ser más habituales hoy en día.

Repos con otros activos, en estos repos se realiza el contrato de recompra pero en vez de realizarse con títulos de deuda fija se realiza con otros activos, por ejemplo acciones. También existen repos que se realizan con hipotecas u otro tipo de obligaciones como préstamos.

También se habla del repo inverso, aunque se trata de un contrato de repo desde el punto de vista del inversor. En la misma operación una de las partes la llamará repo y la otra parte la llamará repo inverso.

Invertir en repos

Para invertir en repo es necesario tener abierta una cuenta de valores con nuestro banco o entidad financiera. Una ventaja de un repo respecto a otro tipo de inversiones y derivados es que su riesgo es muy bajo, puesto que mientras que hemos prestado el dinero al banco somos propietarios del título de deuda pública. A su vez los retornos no son muy altos.

Los repos a muy corto plazo como días o semanas son ideales para aquellos que quieran invertir su dinero en un activo muy seguro como puede ser la deuda pública, pero sin necesitar invertir a periodos más largos como suele necesitar la inversión en deuda pública y siendo capaces de retomar nuestro dinero en un tiempo asegurado sin depender de las fluctuaciones de los títulos de deuda pública en el mercado.

En Actibva | Los distintos tipos de deuda pública: letras del tesoro, bonos y obligaciones del estado y ¿Qué es un swap?
Imagen | Flickr

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia