Magazine

Anunciate aquí
productos-financieros

Profit times: cómo gana el dinero la banca

0 comentarios

dinero1.jpg
Todos sabemos que el principal negocio del sector bancario es el crédito. Sin embargo, prestar dinero no es, ni mucho menos, la única actividad con la que consiguen beneficio. La banca es algo tan cotidiano y cercano a nosotros que hemos interiorizado sus funciones y creemos conocerla, pero, ¿sabemos cómo gana el dinero la banca?

El sector bancario obtiene sus beneficios de dos tipos de operaciones. Por un lado, las operaciones de inversión, también conocidas como operaciones activas, por otro, las operaciones de prestación de servicio a sus clientes. En ambos casos, estos nombres tienen detrás varios conceptos diferentes.

Anunciate aquí

Profit times: operaciones de inversión


Cuando hablamos de operaciones activas o de inversión, estamos hablando de operaciones que generan rendimientos y que suponen tanto una colocación de fondos por parte de la entidad, como una asunción de riesgo.

La operación de inversión bancaria más conocida por todos es el préstamo. Este no es sino un contrato por el que el banco entrega una cantidad determinada de dinero a alguien, obligándose al prestatario a restituirlo en el plazo convenido junto con los intereses y comisiones pactados. El documento por el que se establece dicho acuerdo se denomina póliza.

Un préstamo representa obligaciones para ambas partes. En el caso del banco, se compromete a abonar al prestatario el importe del préstamo a la firma de la póliza. En lo que al prestatario se refiere, deberá abonar los honorarios del agente mediador y los intereses y comisiones pactadas.

Frente al préstamo aparece el crédito, que es un contrato por el cual el banco se obliga, dentro de un límite pactado y mediante la percepción de una comisión, a poner a disposición del cliente las sumas de dinero que este solicite. Préstamo y crédito pueden a veces confundirse, pero constituyen dos operaciones completamente diferentes.

En un préstamo el cliente recibe una cantidad determinada de dinero que debe haber abonado íntegramente a su vencimiento, intereses incluidos. Estos son calculados al principio de la operación. En el caso del crédito, el prestamista pone a disposición del cliente dinero hasta un cierto límite y, al vencimiento, el titular sólo ha de devolver el saldo vivo en ese momento. En lo que a intereses se refiere, las liquidaciones son periódicas y van en función del saldo medio utilizado

Otra operación activa se conoce como descuento de efectos comerciales. Se trata de una forma de financiación para las empresas que permite anticipar el dinero que representa un determinado efecto de cobro (letras de cambio, pagarés, recibos o certificaciones de obra).

Puede parecer lioso, pero es bastante simple. Si vuestra empresa ha cobrado un servicio en pagarés a noventa días, podéis ir a vuestra entidad bancaria de confianza y solicitar que os adelanten el dinero que representa ese pagaré. Por supuesto, tendréis que pagar una comisión por ello.

Otro método por el que las entidades bancarias obtienen dinero es mediante los descubiertos y excedidos de los créditos. Si lo pensáis bien, cuando la cuenta bancaria queda en números rojos, lo que está pasando en realidad es que el banco os está dando un crédito, que quedará saldado al regularizar la situación y que, como operación de activo en la que la entidad asume el riesgo de que no se le pague, conlleva el pago de intereses.

Para las grandes necesidades de financiación, el sector bancario dispone de créditos sindicados y créditos participativos. En los primeros, varias entidades se unen para dar el crédito; normalmente para grandes obras de infraestructura u operaciones empresarias. En el caso de los segundos, se usan para financiar a los sectores más afectados por crisis o reconversiones.

Finalmente, como mucha gente hace, las entidades financieras también invierten en los mercados de valores, de deuda pública y de divisas. Adquieren participaciones en diversas empresas e invierten en el mercado inmobiliario.

Profit times: operaciones de prestación de servicios


Además de las operaciones en las que las entidades financieras asumen riesgos, existen una serie de servicios que éstas prestan y de los cuales se derivan unas ciertas retribuciones. Entre estas operaciones están los servicios de tesorería que engloban los servicios de caja (cobros y pagos), de compensación, domiciliaciones (de recibos, de tasas, letras, etc.) y transferencias de efectivo. Todos ampliamente conocidos.

Junto con estos servicios básicos de tesorería, las entidades financieras prestan otros servicios más especializados como son los servicios de inversión: colocación y aseguramiento de emisiones, estudios sobre procesos de fusión o absorción de empresas, OPAS, etc… o servicios de información sobre operaciones de inversión, de comercio exterior e informes comerciales. Por no hablar de la disponibilidad de dinero a cualquier hora vía cajeros automáticos o la utilización de medios de pago como las tarjetas o la banca por Internet.

Conclusión


Es posible que a veces los beneficios de la banca parezcan altos, sin embargo es importante pararse a pensar en la enorme cantidad de servicios que prestan y cómo estos abarcan muchas facetas de nuestra vida diaria.

Actibva | Diferencias entre un préstamo y un crédito, ¿Cómo se calculan las operaciones financieras de descuento?
Imagen | ArchiM

+ Deja tu comentario

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia