Magazine

Anunciate aquí
productos-financieros

Finanzas para todos: la economía de los jóvenes

2 comentarios

4569457286_949974130a.jpg
La economía de los jóvenes comienza desde pequeños. Recibir desde pequeños un aprendizaje de cómo administrar adecuadamente nuestros pequeños recursos puede resultar tan importante como aprender a leer o escribir. El que los jóvenes asimilen el valor del dinero y la importancia de ahorrar, qué gastos son básicos y cuáles son secundarios, no es un juego, sino una realidad que debe darse en todo nuestro aprendizaje.

Otorgar este aprendizaje no es solo un deber para los padres, sino que entidades de crédito también participan en él. Con esto nos referimos al acuerdo entre la OCDE y BBVA para que la educación financiera sea otro referente del Informe PISA 2012. Lo que se pretende con esta iniciativa, es el desarrollo de los indicadores que se examinarán en esta prueba y promover el conocimiento de los problemas financieros.

Anunciate aquí

¿De dónde sacan los jóvenes los recursos?


De la conocida paga. Esta, que en la actualidad supone cada vez más un peso para la economía familiar, se convierte en un verdadero negocio entre padres e hijos que intentan acordar la mejor cantidad a percibir para sus gastos.

A modo cotilleo, os cuento un suceso para que veáis hasta que punto tan radical pueden llegar estas “discursiones negociadoras”. Un jóven, el cual, ni estudia ni trabaja, es mantenido por sus padres, incluso le pagan la letra del coche. Ante esta situación pensaríamos que este afortunado jóven no debe tener queja alguna de sus padres. Pues sorprendentemente el jóven demandó a sus padres porque quería una paga mensual de 400 euros. El juez malagueño que ha juzgado el caso ha rechazado la petición del jóven, obligándole a abandonar su hogar.

¿Cuánto dinero es suficiente?


Para los más pequeños de la familia, la paga media ronda los tres euros, mientras que los adolescentes reciben 20 euros para sus gastos propios, según la Asociación Mundial de Educadores. Estas asignaciones de dinero, que pueden ser semanales o mensuales, varían según el país. Mientras que en España el 37% de adolescentes disfruta de este dinerillo extra, el cual se ha comprobado que la cantidad se ha ido reduciendo, en el resto de Europa la media es del 44%.

Independientemente del poder adquisitivo que posea cada familia, se recomienda que la paga no sea demasiado elevada. Sin embargo y paradójicamente, en España son las familias menos adineradas las que mayores asignaciones dan a sus hijos.

En qué invierten el dinero


Según estudios obtenidos, son las chicas las que más dinero administran. No confundáis administrar con ahorrar, pues a la hora de ahorrar alcanzan el puesto número uno los más pequeños, quienes acostumbran a ahorrar para sastisfacer sus caprichos (chucherías, juguetes de bajo coste…). Si esto lo comparamos con los jóvenes, diríamos que estos son menos previsores y que suelen observar como su dinero “vuela” de sus manos.

Cuando hablamos de la etapa de la adolescencia, aquí los dos géneros varían sensiblemente sus preferencias. Las chicas suelen gastar sus ahorros en ropa la mayoría de las veces. En cambio, los chicos muestran mayor interés, por ejemplo, por los videojuegos. Una actividad común entre ellos son las salidas con amigos para tomar algo o las salidas nocturnas a las discotecas.

Para ello, suelen desembolsar una media de 12-15 euros por salida. También coinciden en gastarse la paga en el cine. Y por qué no después del cine pasarse por algún lugar de comida rápida. De esta manera, el coste total puede ser unos 18 euros en una sola tarde.

Cuentas corrientes para jóvenes


Las entidades financieras ofrecen cuentas de ahorro para jóvenes entre los 14 y 26 años de edad. Con su apertura, las entidades financieras buscan que los jóvenes permanezcan en el banco en su edad adulta. Entre sus características destacan:

  • Están exentas de comisiones de mantenimiento y administración.
  • Usualmente permiten todo tipo de domiciliaciones gratuitas.
  • A menudo incluyen una tarjeta de débito sin costo para los menores de 18 años. A partir de esta edad se puede también solicitar una tarjeta de crédito.

El contratar tarjetas de débito a nombre del adolescente debe ser un servicio que no se contrate a la ligera, sino que antes debemos de plantear seriamente para qué lo queremos y para qué lo necesita. Evidentemente a los seis años una tarjeta de débito es totalmente innecesaria, pero a los diecisiete podemos utilizar esa tarjeta para controlarle el gasto establecido de la paga semanal o mensual.

Para finalizar, ¿qué pensáis sobre este uso de la tarjeta de débito entre adolescentes?; ¿creéis que los jóvenes piensan que es un deber que los padres le otorguen una asignación semana o mensual?

En Actibva | La educación financiera empieza desde jóvenes, La educación financiera en las escuelas
Imagen | handful of euros

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    !

    ¡Un tema verdaderamente interesante Eva!

    Yo pienso que el tema de la paga es algo que puede ser positivo para los adolescentes porque terminan por ser conscientes de que el dinero no es ningún juego, que no cae del cielo y que, es importante una buena administración de éste si se quiere dosponer de él durante algo más de un día.

    El único problema que conlleva que los adolescentes reciban una paga, es el hecho de que al final el adolescente lo ve como algo necesario y ello conduce a los padres a verse en la obligación de otorgarles cierta cantidad cada x tiempo. En ese aspecto digamos que se les mal acostumbra y al final termina pasando como con el chico de la anécdota que nos cuentas (bueno, ¡pero sin llegar a esos extremos claro!).

    Y en el tema referente a las tarjetas de débito... no estoy ni a favor ni en contra de su uso. Al fin y al cabo es como un monedero virtual que te permite gastar sólo aquel dinero del que se dispone. Por lo que quizás no le encuentro demasiado peligro. Aunque personalmente creo que también hay que tener en cuenta que en tema de seguridad (y mucho más en el caso de adolescentes despistadillos) es preferible salir de casa con tan sólo el dinero justo y necesario que con todo, por el tema de pérdida, robo, etc.

    ¡Un saludo!

  • 2

    Avatar de yonderboy !

    El tema depende de los gastos que se externalicen. Yo recibía una paga alta, pero también era responsable de pagar mi ropa (incluída la de BBC) y mi transporte siempre que no fuera en el coche familiar.

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia