Magazine

Anunciate aquí
productos-financieros

Apps para tu tarjeta de crédito

2 comentarios

tarjetas

Las tarjetas de crédito pueden ser dentro de poco una plataforma para aplicaciones. Si ahora las aplicaciones para el móvil, tablets y redes sociales son uno de los temas de conversación, puede que dentro de unos años esa conversación haya pasado a las aplicaciones que utilicen como base nuestro dinero de plástico.

Al menos eso es lo que creen en Greylock Partners, la empresa de capital riesgo más antigua, que ha apostado por empresas como Facebook, Groupon, Linkedin, Digg, dropbox o Red Hat. Para ellos, las aplicaciones sobre las tarjetas de crédito dentro de un tiempo serán como las aplicaciones en los teléfonos móviles. Y están apostando en ello.

Anunciate aquí

Posibilidades de las aplicaciones

Las aplicaciones sobre las tarjetas admiten muchas posibilidades, por ejemplo los cupones. Cualquiera que haya comprado por Internet un cupón sabe que lo habitual es tener que imprimirlo y llevarlo a la tienda. En cambio si las aplicaciones sobre las tarjetas de crédito funcionaran se podrían aplicar los descuentos automáticamente.

Otra opción son los programas de fidelización y sus tarjetas. No es raro que tengamos las tarjetas de dos hipermercados, unos grandes almacenes, una compañía aérea y una cadena de electrónica. En cambio, con aplicaciones sobre las tarjetas, podría suceder que al pagar con nuestra tarjeta se nos reconociera como clientes registrados en su sistema y nos sumaran los puntos o nos aplicaran estos a nuestra tarjeta.

Además, por ejemplo las empresas nos podrían hacer ofertas personalizadas, por ejemplo si siempre compramos revistas en una librería, pero nunca libros, la empresa tal vez nos quisiera hacer un 10% de descuento en libros para cambiar nuestros hábitos de consumo.

Más allá de los pagos

Y una vez hemos pagado ¿qué tal si las utilizamos como memoria? Los recibos y las garantías de los productos que compramos podrían ser almacenados en nuestra tarjeta de crédito en vez de en papel. Se pueden almacenar muchos detalles. Además, si el almacenamiento no se hace físicamente en la tarjeta, perder la tarjeta no significaría perder la garantía, al contrario que hoy en día que en la mayor parte de los casos al perder el recibo perdemos la garantía del producto adquirido.

Otras bases que se pueden hacer es informar según nuestros hábitos de consumo. Supongamos que queremos tener una dieta balanceada, la tarjeta nos podría avisar si hemos comido demasiadas veces esa semana en un restaurante de comida basura, con qué frecuencia vamos al gimnasio, etc.

No obstante, antes de apostar por las tarjetas de crédito como plataforma universal, es necesario saber que va a suceder a largo plazo con los pagos con el móvil puesto que todas estas aplicaciones de una tarjeta de crédito podrían ser hechas con un teléfono móvil que sirva para hacer pagos.

Lo que si parece bastante claro es que en las finanzas personales el futuro nos guarda muchas sorpresas que nos pueden facilitar nuestra gestión financiera diaria, o al menos hacerla mucho más tecnológica e interesante. ¿O es mejor apuntar nuestros gastos en un cuaderno y luego sumarlos con una calculadora en vez de que una aplicación informática nos avise de que estamos gastando más de la cuenta en un aspecto concreto?

Vía | Forbes
En Actibva | Las tarjetas de credito son las navajas suizas financieras e Historia de las tarjetas de crédito
Imagen | Daniel Lobo

+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia