Magazine

Anunciate aquí
mercado-laboral

¿Cuándo se considera nulo un despido?

1 comentario

6616410247_ce62952645_z1.jpg
Las grandes cifras del paro reflejan la gran cantidad de personas que han sido despedidas de su puesto de trabajo. Una vez se produce el despido, ya sea por causas objetivas o disciplinario, deberá ser calificado en función de su adecuación a la legalidad como improcedente, procedente o nulo.

Es importante saber qué circunstancias deben darse para que un despido sea nulo, ya que si se da la situación la empresa debe readmitir al trabajador de forma inminente y pagarle los salarios que ha dejado de percibir en ese tiempo de “trámites”. Como observaréis, el despido nulo tiene distinto procedimiento al improcedente en el cual se pueden barajar dos opciones: el pago de una indemnización o la readmisión del trabajador.

Anunciate aquí

Casi todas las causas para que se dé el despido nulo tienen que ver con el embarazo o permisos por cuidado o maternidad. Los trabajadores que se encuentran en el período de suspensión del contrato por maternidad, riesgo o enfermedades existentes durante el embarazo, parto, lactancia, adopción o acogimiento y paternidad (menores de seis años o mayores de edad con discapacidad o dificultades) son algunas de las circunstancias que deben de darse para que el despido se califique como nulo.

Otros ejemplos de ellos es en el caso de los trabajadores que hayan solicitando o tengan uno de los siguientes permisos: trabajadoras embarazadas desde el inicio de su embarazo hasta la fecha de suspensión del contrato comentado en el párrafo anterior, trabajadores que soliciten permiso por lactancia parto prematuro o guarda legar de un menor de 8 años.

Si te han concedido una excedencia por el cuidado de tus hijos (suelen ser excedencias de hasta tres meses) o para el cuidado de un familiar, no pueden despedirte sino acreditan que es por motivos ajenos. Del mismo modo sucede con las víctimas de violencia de género a las que se las concedan unas circunstancias especiales como reducción de jornada o cambio lugar del puesto de trabajo.

Si retomas tu jornada laboral tras finalizar alguno de los periodos de excedencia citados anteriormente como maternidad, paternidad, acogimiento o adopción, no podrán despedirte por esta causas siempre y cuando no hayan pasado más de nueve meses desde la fecha de nacimiento, adopción o acogimiento.

¡Cuidado! No os equivoquéis pensando que ya por el mero hecho de encontrarte en alguna de las circunstancias citadas anteriormente no puedas se despedido ni cuando el contrato finalice. Si se hace constar que el despido está relacionado con motivos ajenos a embarazos, o disfrute de excedencias tu despido puede ser procedente y, por lo tanto, ponerte de “patitas en la calle”.

Por último, resaltar que si en vuestro trabajo os avisan del despido, en un plazo de 48 horas deben argumentaros las causas de este, calificar el mismo e indemnizarlo si le corresponde alguna indemnización. Por lo demás, esperamos que el paro deje de aumentar y disminuya y que la confianza vuelva con contrato indefinido a nuestras vida laboral.

En Actibva | Las excedencias laborales, ¿puedes perder el puesto de trabajo?; El finiquito, ¡qué no te engañen!
Imagen | Escultura

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de andreatc !

    Hola buenas tardes, en relación a este tema, quería preguntar ¿Un despido que se produce por haber descubierto el empresario algo del trabajador lesionando su intimidad seria nulo o solo improcedente?

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia