Magazine

Anunciate aquí
mas-que-economia

El matrimonio IV, las capitulaciones matrimoniales

3 comentarios

matrimonio

Capitulaciones matrimoniales es el contrato que se realiza por causa del matrimonio. Este contrato es firmado por los cónyuges (se conoce como otorgar capitulaciones) y establecen las normas por las que han de regirse las relaciones matrimoniales de carácter económico.

Anteriormente hemos hablado de los distintos regímenes económicos matrimoniales, que cubren un gran espectro de necesidades, no obstante, se pueden afinar más este tipo de acuerdos mediante capitulaciones matrimoniales. También es el contrato mediante el cual se establece un régimen u otro.

Algo que debemos de tener en cuenta es que las capitulaciones matrimoniales no son definitivas, es más, no han de celebrarse necesariamente antes del matrimonio. Los cónyuges pueden cambiarlas siempre que quieran, pudiendo cambiar de régimen matrimonial cuando lo deseen. Además se pueden otorgar antes de celebrar el matrimonio; aunque una advertencia para los demasiado previsores, no tendrán efecto en caso de no contraerse en el plazo de un año.

Anunciate aquí

La formalidad es importante cuando se trate de capitulaciones matrimoniales, han de otorgarse mediante escritura pública, es decir ante notario. Además han de inscribirse en el Registro Civil junto a la inscripción del matrimonio, y si afectan a bienes inmuebles, han de registrarse en el registro de la propiedad como dicta la ley hipotecaria.

Es decir, si uno de los cónyuges casados en separación de bienes tiene una finca de la que acuerdan que no se podrá vender sin consentimiento de ambos, esto debería de ser inscrito en el registro de la propiedad, ya que es una información muy importante para un futuro comprador.

La modificación de las capitulaciones nunca ha de perjudicar a los derechos establecidos por terceros. Si cuando hablamos de la separación de bienes hablamos que no se podía usar para evitar el embargo de bienes gananciales por parte de acreedores, aquí nos encontramos con una segunda protección a los derechos de terceros. Las capitulaciones matrimoniales están para reglamentar entre el matrimonio, nunca para perjudicar a otras personas.

¿Qué podemos poner en capitulaciones matrimoniales?
Prácticamente todo aquello que queramos, aunque en la práctica está limitado, de forma que no se puede poner ninguna cláusula en contra de las estipulaciones del Código Civil. Además las capitulaciones que vayan contra del principio de igualdad entre cónyuges no tendrán efecto. Tampoco aquellas que sean contrarias a las demás leyes y a las buenas costumbres.

A falta de capitulaciones o cuando estas sean ineficaces el régimen será de la sociedad de gananciales. No es obligatorio otorgar las capitulaciones, pero si queremos algo distinto de la sociedad de gananciales, tendremos que otorgar capitulaciones. No obstante si estamos sujetos a algún derecho foral (por ejemplo el caso de Cataluña y Baleares dónde el régimen supletorio es el de separación de bienes), nos encontramos que la legislación es distinta.

Como curiosidad comentar que los menores no emancipados que se casen pueden establecer capitulaciones, aunque con autorización del padre o tutor a no ser que pacte el régimen de separación de bienes. Los incapacitados también pueden otorgar capitulaciones, pero asistidos por su tutor, padres o curador.

Aunque hablar de capitulaciones hoy en día puede parecer arcaico, claramente se trata de una formalidad esencial cuando se quiera pactar un régimen distinto al de la sociedad de gananciales. Además puede ayudar a que alguno pactos que realizan las parejas antes de casarse puedan quedar perfectamente legalizados por escrito en caso de discusión entre las partes.

En Actibva | Sociedad de gananciales, Sepración de bienes y Sistema de participación.
Imagen | cliff1066™, Flickr

Javier Navarro, editor de El Blog Salmón

+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia