Magazine

Anunciate aquí
mas-que-economia

Dinero y familia

0 comentarios

familia

Las dudas más frecuentes que los asistentes a seminario sobre gestión de su dinero tienen son sobre la familia. No sobre la rentabilidad de las inversiones, no sobre como pagar más impuestos. Las conversaciones más animadas de los asistentes de estos seminarios para millonarios de las mejores escuelas de negocio en los Estados Unidos surgen con la familia, sobre esos parientes más o menos cercanos que solicitan ayuda financiera. A veces incluso que haya parientes políticos no hace sino hacerlo todo más complicado.

Dicen que cuando uno presta dinero a un amigo pierde el dinero y pierde el amigo. Lo que sucede con las relaciones familiares es que es algo más difícil, ya que la sangre suele ser más espesa que la amistad. Cuando se trata de este tipo de relación la cosa se complica.

Anunciate aquí

Por otro lado, la familia es quien mejor nos conoce. Por ese motivo puede que sepamos muy bien si la situación financiera de nuestro pariente se debe a mala suerte o a una serie de malas decisiones tomadas contra consejo, la falta de ganas de trabajar o incluso a dilapidar la herencia familiar.

Cuando un miembro de la familia pide ayuda por primera vez seguramente estaremos encantados y deseosos de ayudarles, pero con el tiempo esa situación puede que cambie. Si, por ejemplo, estamos todos los meses ayudándole a pagar la pensión alimenticia de sus hijos mientras que se deja su sueldo en los bares y tragaperras seguramente acabaremos hartos.

La solución que ciertos expertos proponen no es más que aplicar el viejo principio de que si a un hombre se le da un pez se le alimenta un día, pero que si se le enseña a pescar será capaz de alimentarse él sólo de por vida. Es decir, que ayudemos a encontrar un trabajo, pagando por un asesor que se dedique a ayudar a la gente a encontrarlo, etc.

El problema es que esto es más fácil decirlo que hacerlo, puesto que muchas veces puede suceder que ayudado no tiene intención de aprender a pescar. Es decir, prefiere utilizar la ayuda familiar porque le resulta más rápido y confortable que buscarse la vida por su cuenta.

Para ese caso lo que muchos recomiendan es tener una respuesta rápida preparada. La idea es que si se nos pide ayuda alguien a quién no queremos concedérsela podamos frenar o neutralizar la petición cuando sea necesario. Algunos ejemplos de este tipo de frases serían:

—Inserte aquí el nombre de su pareja— y yo tenemos acordado que este tipo de ayudas han de decidirse entre los dos. Te daremos una respuesta en una semana.

Enfriamos la petición dando un plazo y por otro lado explicamos que la responsabilidad es compartida.

Tenemos una política de no prestar a la familia, creemos que la relación es muy importante para perderla mezclando el dinero de por medio.

Decimos que valoramos mucho la relación y no queremos meter un posible punto de conflicto.

—Inserte aquí el nombre de su pareja— hemos decidido que sólo vamos a ayudar a la familia para pagar educación o para viajes juntos.

Claramente te explicamos que la decisión está tomada, no somos insolidarios, pero tenemos unas prioridades y unos valores determinados.

La idea es tener preparada una frase rápida, capaz de cortar (o como mínimo frenar) una petición para algo que no es necesario o para parchear un problema que no se quiere afrontar. El tono debería de ser como si se tratara de una conversación de negocios, de modo que quede claro que se trata de un tema distinto a en qué casa se celebra esta vez el cumpleaños de la tía abuela.

Obviamente esto es para peticiones de ayuda que no queremos atender por ser descabelladas, también están otras (por ejemplo desahucian a una hermana o necesita para poder hacer la compra) que son completamente distintas a que nuestra hermana nos pida que invirtamos en su negocio de cachirulos que brillan en la oscuridad para mascotas a domicilio que sabemos que está abocado al fracaso antes de nacer.

En Actibva | La familia en el centro de las apps financieras y La guía del ahorro energético en el hogar
Vía | WSJ Smart Money 1 y 2
Imagen | Glutnix

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia