Magazine

Anunciate aquí
guias-practicas

Guía para elaborar un plan de negocio

2 comentarios

idea.jpg
La necesidad de elaborar un plan de negocio a la hora de buscar financiación para vuestro proyecto empresarial es algo incuestionable, no sólo para dárselo a conocer a otros sino, también, para recapitular acerca de lo que pretendéis llevar a cabo. Si tenéis una idea, desde Actibva queremos ayudaros a ponerla en marcha, por eso, os presentamos esta guía para elaborar un plan de negocio, un requisito indispensable para obtener la necesaria financiación.

El proceso de elaboración de un plan de negocio es largo y medianamente complejo, sin embargo, encontraréis muchos “sites” en Internet donde despejar vuestras dudas. De hecho, existen varias páginas de entidades de capital riesgo que os proporcionarán un guión, que suele ser estándar, de los diferentes apartados que todo buen plan de negocio debe contener.

Anunciate aquí

Plan de negocio: su razón de ser


Como comentábamos antes, un plan de negocio cumple una doble función. Por un lado, ofrecerá a potenciales inversores una visión bastante completa acerca de la aventura empresarial en la que intentáis implicarles. Por otro, os mostrará vuestro proyecto de forma que os permita contemplar sus fortalezas y debilidades de modo que podáis potenciar unas y reducir otras.

Mediante el plan de negocio podréis examinar paso a paso cómo pretendéis hacer rentable vuestra idea, qué necesitáis para llevarla a cabo y qué objetivos perseguís en base a la estructura general del proyecto. Durante su elaboración, encontraréis algunas cuestiones en las que no habíais reparado y que podréis resolver con antelación a la puesta en marcha de la iniciativa

A la hora de redactarlo, os recomendamos crear un documento ágil que pase por encima, en la medida de lo posible, los aspectos técnicos (que pueden consignarse en otro documento) para centrarse en los aspectos fundamentales que deben conocer vuestros futuros inversores. Un dossier breve, de unas treinta páginas, acompañado de un breve resumen, de un par de folios, es lo ideal. Si los inversores están interesados, siempre tendréis tiempo, a posteriori, de facilitarles el resto de documentación más técnica.

Aunque no existe un modelo determinado y consensuado, si que encontraréis varias similitudes entre los diferentes formas de elaborar un plan de negocio que hallaréis en Internet. Al final, se estructure como se estructure, el contenido suele ser el mismo.

Planes de negocio: presentación del proyecto y los promotores


El primer apartado en un plan de negocio suele estar referido a la presentación de la idea/proyecto/empresa y los promotores de ésta. Aquí se suele hablar acerca de cómo surgió la ocurrencia, se introduce ésta en el contexto actual y se realiza un breve resumen a grandes rasgos de lo que se pretende hacer.

Inmediatamente después se realiza una presentación de los promotores del proyecto. Lo que tendréis que reflejar en este punto es cómo estáis realmente capacitados para llevar adelante el proyecto, vuestra experiencia previa en el/los campos que intervienen y vuestra preparación. Resulta útil enviar adjunto al plan de negocio una copia del currículum vitae de cada uno de los impulsores de la idea.

También podéis mencionar los objetivos, calendario con hitos clave y enumerar los puntos fuertes y débiles que habéis identificado durante la creación del proyecto y el estudio preliminar que habéis realizado para elaborar el plan de negocio.

Planes de negocio: marketing


En la sección de marketing tendréis que definir claramente vuestro producto, el mercado al que está enfocado y el plan de marketing que seguiréis para posicionarlo en este. Es importante analizar si existe la posibilidad de situarse como líderes de mercado, o de un segmento de éste, con nuestro proyecto.

Para poder situaros bien en el mercado, tendréis que contar con el permiso de la competencia. Deberéis estudiar a vuestros futuros rivales y sus productos y, fríamente, analizar las ventajas e inconvenientes de vuestro proyecto con respecto a lo que ya existe en el mercado. Recordad que, aunque pueda resultar difícil, hay que intentar ser imparcial.

A continuación, es recomendable realizar una previsión de ventas y, con ésta, definir el umbral de rentabilidad de vuestro proyecto. De la conjunción de todo esto, podréis estimar el precio del producto que vais a fabricar o del servicio que vais a prestar, algo fundamental.

Planes de negocio: producción


El siguiente paso hace referencia al proceso de producción del producto. Tendréis que elaborar una guía del proceso de fabricación. También es importante detallar qué suministros necesitaréis y si son continuos. Es decir, podéis tener el producto más maravilloso del mundo, pero si para fabricarlo necesitáis un mineral del que solo quedan dos gramos en todo el planeta, igual no es viable su producción.

Además, si tenéis experiencia previa en la fabricación del producto o prestación de un servicio similar, ganaréis puntos a los ojos de vuestros futuros inversores. Pensad que están arriesgando su dinero y toda seguridad que aportéis será bienvenida.

Por último, tendréis que presentar un estudio de los costes necesarios en la producción, la necesidad de adquirir activos fijos (inmuebles, maquinaria, etc…) y cómo pensáis gestionar el inventario. Tened en cuenta que debéis basar vuestra fabricación en una tecnología que os permita un proceso de fabricación sostenido (nada de máquinas futuras y maravillosas que están a punto de salir al mercado… desde hace años).

Planes de negocio: información económica


Con el apartado de información económica llegamos al punto álgido del plan de negocio. Aquí tendréis que fijar, de un modo realista, la previsión resultados, la previsión de tesorería y el balance, todos ellos a cinco años vista. Aquí es donde analizaréis realmente si vuestro proyecto es viable e interesante para vuestros futuros inversores.

Notad que no bastará con tener unas previsiones estupendas, también tendréis que exponer y defender los supuestos que habéis empleado para realizar dichas estimaciones. Además, hay que estudiar la sensibilidad de vuestras previsiones al cambio en los supuestos empleados. Es decir, en 2006 podía estimar que la venta de viviendas seguiría al alza si la situación económica continuaba su buena marcha, pero ¿y si había una fuerte crisis?

Planes de negocio: financiación


Todo vuestro esfuerzo, todo el trabajo realizado en el plan de negocio estaba encaminado a este punto: solicitar financiación para vuestro proyecto. Es aquí donde expondréis la cuantía que necesitáis para lanzar vuestro sueño. Una vez más, la palabra clave es realismo.

Además de financiación monetaria, podéis solicitar ayuda por parte del promotor (como es el caso de los business angels). Tal vez poseáis experiencia en la fabricación del producto, pero el marketing se os escape de las manos. Como tan importante es tener un buen producto como saber venderlo, siempre podéis solicitar ayuda a vuestros promotores.

Por último, debéis analizar otras posibles fuentes de financiación como son bancos, acceso a subvenciones o fondos europeos, etc… También podéis presentar las garantías que aportáis a vuestros promotores para el caso de que el proyecto salga mal.

Desde Actibva os hemos proporcionados las líneas maestras para realizar vuestro plan de negocio, ahora os toca a vosotros remangaros y poneros manos a la obra. Recordad que los grandes empresarios son gente que una vez tuvo un sueño y se decidieron a llevarlo a cabo.

¡Suerte!

Actibva | Capital riesgo: conócelo y consíguelo
Imagen | fostersartofchilling

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de yonderboy !

    Buena guía, aunque soy un poco escéptico...

  • 2

    Avatar de Antoine Kerfant !

    El plan de negocio es de cierta manera la "tarjeta de visita" de un proyecto, y por lo tanto, hay que tener un cuidado especial en la presentación.

    Los inversores, business angels, empresas de capital riesgo y los bancos ven pasar a diario muchas propuestas, por lo que es muy importante trabajar mucho en el "gancho" del plan de empresa, que es el Resumen Ejecutivo (un mini plan de negocio dentro del plan de negocio). En dos páginas máximo se trata de convencer a una persona que ha visto cientos de proyectos para que dedique más tiempo en analizar el tuyo.

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia