Magazine

Anunciate aquí
fiscalidad

La teoría de las cinco banderas

6 comentarios

Cinco banderas

La teoría de las cinco banderas es un modo de vida propuesto por W G Hill mediante el cuál se reduciría al máximo la intervención de un estado vía impuestos en nuestras finanzas. Básicamente significa utilizar las ventajas de varios países, de modo que paguemos los mínimos impuestos al estar viajando continuamente entre un país y otro.

Obviamente no todos pueden optar por este estilo de vida. El primer factor es el dinero, requiere mucho dinero para vivir como un turista permanentemente de modo que podamos ir saltando de un país a otro el tiempo justo para no ser residentes del mismo. El siguiente paso es que si se tienen obligaciones personales o familiares, muchas veces será imposible hacer algo de ese estilo. No obstante, parece que hay gente que se ha adaptado bien.

Anunciate aquí

Por ejemplo uno de los fundadores de Facebook, Eduardo Saverin, recientemente ha levantado revuelo porque ha renunciado a la nacionalidad estadounidense, se habla de que principalmente por motivos fiscales. Saverin es brasileño de origen y actualmente reside en Singapur. Por lo que mantener el pasaporte norteamericano le supondría pagar bastantes impuestos por el dinero que ha ido haciendo con las acciones de la red social por excelencia.

Por supuesto que Saverin, al igual que muchos millonarios o deportistas famosos, es un ejemplo de cómo el uso de la nacionalidad y la residencia puede cambiar la factura fiscal para los más adinerados. De todos modos, estos no suelen llegar a dar un uso completo de lo que supondría la teoría de las cinco banderas, sino que se quedan en una versión reducida de la misma.

Según la teoría de las cinco banderas, deberíamos de trabajar con un mínimo de cinco jurisdicciones de modo que:

  • Seríamos ciudadanos de un país que no pone impuestos a sus nacionales viviendo en el extranjero
  • Nuestra residencia legal estaría en un paraíso fiscal, de modo que no pagaríamos impuestos
  • La sede de nuestra empresa estaría en un país sin impuestos a las empresas, o con los mínimos posibles. De ese modo maximizaríamos la cantidad que obtendríamos del mismo.
  • Nuestros ahorros estarían en un país con un sistema financiero sólido y sin (o con los mínimos) impuestos a las ganancias sobre el capital
  • Y por último tendríamos varios “patios de recreo”, que sería donde gastaríamos nuestro dinero. Estos se elegirían según nuestros gustos y, a ser posible, con los menores impuestos al consumo posible.

Jugar con cinco jurisdicciones nos debería de permitir pagar la menor cantidad posible de impuestos. No obstante, como hemos visto antes, se trata de algo que en principio solo lo podrían hacer personas muy adineradas que no tuvieran ningún tipo de obligación de quedarse quietos en un sitio determinado. Además, habría que ver como se lo tomaran las autoridades fiscales de estos países, hay quien comenta que la persona detrás de esta teoría pudo tener problemas con las autoridades fiscales.

La conclusión es que para una economía modesta o incluso medio alta, es que es no merece la pena. El coste de estar viajando siempre de un lugar a otro resulta imposible, ya no digamos mantener un estilo de vida normal. Pero si sirve de ejercicio mental de cómo se pueden forzar situaciones a nuestro favor. Esso sí, ante todo, lo menor es respetar la ley fiscal.

En Actibva | Recordemos ¿quiénes están obligados a presentar la Renta en 2011?
Imagen | Flickr

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia