Magazine

Anunciate aquí
fiscalidad

¿Hay que retener a cuenta del IRPF a los empleados de hogar?

3 comentarios

empleados-de-hogar.jpeg
Con efectos 1 de enero de 2012, el Régimen Especial de Empleados de Hogar ha quedado integrado en el Régimen General de la Seguridad Social, mediante la creación del Sistema Especial para Empleados del Hogar, según la Disposición adicional trigésima novena de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del Sistema de la Seguridad Social (PDF). Para ello, durante un periodo transitorio, que ha comprendido desde el 1 de enero al 30 de junio, los empleadores con trabajadores en alta han debido comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) los datos para la apertura de un Código de Cuenta de Cotización (CCC) y los necesarios para tramitar el alta en el nuevo Sistema Especial para Empleados del Hogar.

Más derechos para los trabajadores, más obligaciones para los empleadores.

Entre las obligaciones de los empleadores, está la de confeccionar una nómina que justifique el salario pactado y del que deben descontar el porcentaje de cotización correspondiente al trabajador para su posterior ingreso en la Seguridad Social.

Anunciate aquí


El responsable del pago total de las cotizaciones a la Seguridad Social (trabajador + empleador) será en todo caso el empleador.

Esto viene a cuento porque ahora a algunos de estos empleadores les ha surgido la duda de si también tienen la obligación de retener a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a las personas que desempeñen labores domésticas en su hogar. Para su ilustración, vamos a recurrir una vez más a la Dirección General de Tributos (DGT), el organismo técnico que dicta la doctrina de Hacienda, que ha emitido una Consulta Vinculante (de fecha 6 de febrero) aclarando por qué, cuando un particular contrata a una persona que desempeña las labores domésticas en su hogar, no existe obligación de practicar retención a cuenta del IRPF sobre la retribución abonada a éste.

Más detalladamente, la contestación dada por la DGT al consultante es:
La obligación de practicar retenciones e ingresos a cuenta se establece en el artículo 99 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (LIRPF), siendo objeto de desarrollo —por lo que se refiere a las rentas sujetas a la misma y a los obligados a practicarla— en los artículo 75 y 76 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (RIRPF).

Respecto a la determinación del sometimiento a retención de los rendimientos que el consultante satisface a su empleado del hogar, el artículo 75.1 del RIRPF incluye los rendimientos del trabajo entre las rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta, siendo esta calificación —la de rendimientos del trabajo— la que procede en el caso consultado, en cuanto los mismos proceden de una relación laboral.

Ahora bien, la práctica de las retenciones exige la existencia de un sujeto obligado a retener, lo que nos lleva al artículo 76.1 del Reglamento del Impuesto:

“1. Con carácter general, estarán obligados a retener o ingresar a cuenta, en cuanto satisfagan rentas sometidas a esta obligación:


  • a) Las personas jurídicas y demás entidades, incluidas las comunidades de propietarios y las entidades en régimen de atribución de rentas.
  • b) Los contribuyentes que ejerzan actividades económicas, cuando satisfagan rentas en el ejercicio de sus actividades.
  • c) Las personas físicas, jurídicas y demás entidades no residentes en territorio español, que operen en él mediante establecimiento permanente.
  • d) Las personas físicas, jurídicas y demás entidades no residentes en territorio español, que operen en él sin mediación de establecimiento permanente, en cuanto a los rendimientos del trabajo que satisfagan, así como respecto de otros rendimientos sometidos a retención o ingreso a cuenta que constituyan gasto deducible para la obtención de las rentas a que se refiere el artículo 24.2 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (…)”.

De acuerdo con lo expuesto, en el presente caso al ser satisfechos los rendimientos del trabajo por una persona física en un ámbito particular (es decir, no empresarial ni profesional) y residente en territorio español, no procederá la práctica de retenciones sobre los rendimientos que el consultante satisfaga a su empleado del hogar, por lo que —evidentemente— aquél queda al margen de las obligaciones formales y materiales que la normativa establece para los obligados a retener o ingresar a cuenta.

En Actibva | guía para regularizar a las empleadas de hogar, Nueva regulación laboral para las empleadas de hogar
Imagen | gmalras

Todo sobre irpf IRPF

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de Lawson !
    Lawson | 3 estrellas

    La administracion ha perdido el norte en su afan recaudatorio... Que metan mano a los grandes defraudadores que con esos no se atreven

  • 2

    Avatar de yonderboy !

    Al final o te metes en papeles, o buscas a alguien dado de alta como autónomo o lo haces "under the table".

    ¿Porqué todo tiene que ser tan complicado?

  • 3

    Avatar de mister_empresa !

    Lo más "gracioso" es que con esta medida muchos sabrán lo que supone tener un empleado. Hay muchos que piden derechos a sus jefes pero luego se los niegan a sus "asistent@s"

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia