Magazine

Anunciate aquí
fiscalidad

Esquivando la subida fiscal del IRPF en las rentas del ahorro

1 comentario

tax.jpg
En los años que llevamos de crisis, hemos sido testigos de la degradación continua de la situación económica. Con ello, o debido a ello, los gobiernos del país han realizado varias subidas fiscales. Tal vez la próxima subida sea imparable, pero en determinados aspectos, podemos, momentáneamente, esquivar el pago de impuestos en el IRPF en las rentas del ahorro.

Dentro del nuevo paquete de medidas fiscales que en teoría, si desoímos a Laffer, debería acrecentar la recaudación del estado, observamos que hay subidas de impuestos tanto a las rentas del trabajo como a las rentas del capital.

Anunciate aquí

Esquivando la subida fiscal: rentas del trabajo


En lo que al IRPF se refiere, el ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprobado un gravamen complementario del impuesto de la renta. Dicho gravamen se aplicaría durante este año y el próximo y su intención sería recaudar unos 4.000 millones de euros adicionales. Esta medida afectaría, sobre todo, a la clase media pues son los contribuyentes con bases imponibles entre 16.000 y 50.000 euros los que conforman el grueso de los declarantes por renta.

A la hora de atenuar el efecto de la subida fiscal a las rentas del trabajo, existen una serie de instrumentos que pueden ayudar a todos aquellos que tienen una nómina a disminuir sus retenciones, como por ejemplo:

  • Cheques de comida
  • Cheques de guardería
  • Seguros médicos
  • Planes de pensiones

En los tres primeros casos, si la empresa en la que trabajáis os da la opción de obtener estos beneficios, al descontar su importe del salario bruto, su uso puede conseguir que vuestro tramo del IRPF descienda.

En el caso de los planes de pensiones, no se trata tanto de disminuir los impuestos que se pagan como de diferirlos hasta dentro de unos años. Si tenéis en cuenta la inflación, el dinero de los impuestos que se pagan hoy tendría mayor valor real que el pago futuro. La pega de esto es la siempre posible alteración de la legislación.

Esquivando la subida fiscal: rentas del capital


Al igual que sucedía con los planes de pensiones para las rentas del trabajo, existen formas de diferir el pago de impuestos en el caso de las rentas del capital. Del mismo modo que existen casos en los que el propietario del dinero no tiene voto a la hora de decidir cuando tributan (depósitos o dividendos), existen instrumentos que posibilitan retrasar la tributación.

El propio Warren Buffet habla acerca de cómo retrasar la tributación mediante el no reparto de dividendos para reinvertir en la empresa. Se podría pensar que, para diferir el pago, bastaría con no vender las acciones, o lo que sea, que se tenga para no tener que pagar. Eso es cierto, pero hay otras formas de hacerlo que no implican necesariamente tener el dinero inmovilizado: ¿Cómo? Mediante los fondos de inversión, etc…

Los fondos de inversión, constituyen una criatura única en su género pues permiten realizar traspasos de capital entre distintos fondos sin tener que tributar. Es decir, podemos ir moviendo nuestra inversión (hay fondos que requieres muy poco capital) hacia los fondos de inversión que resulten más interesantes en cada momento. Sólo tributaremos al final. La pega surge debido a la competencia que aparece con los últimos depósitos lanzados por la banca y la sensación de que los mercados no acompañan.

Dados los requerimientos de capital de la banca, estamos asistiendo a verdaderas avalanchas de depósitos con rentabilidades estupendas. Cabe la posibilidad de que, con el posible propósito de paliar la subida fiscal, las entidades financieras lancen depósitos a 24 meses que, previa negociación, permitan el abono de intereses al vencimiento.

No es la banca la única que busca efectivo. El estado lanza constantemente emisiones de deuda a las que se puede acudir con tan sólo 1.000 euros. Es importante tener en cuenta que, se invierta en lo que se invierta (deuda pública, Tetras del Tesoro, etc…) se debe elegir el instrumento que realice el abono “a descuento”, es decir, que si se compraran 5.000 euros en letras a 24 meses al 4%, se desembolsarían unos 4.800 euros y se recogerían, al vencimiento, los 5.000 euros.

La última de las opciones que os proponemos, está especialmente recomendada para los amantes de la bolsa. Si tenéis acciones que os proporcionan dividendos, podéis acogeros a lo que se conoce como “scrip dividend” o “pago de dividendos en acciones en lugar de efectivo”. De este modo, retrasaréis la tributación hasta que vendáis las acciones.

Conclusiones


Parece que la cuestión es invertir a dos años vistas para evitar que la subida fiscal afecte a nuestro ahorro. Personalmente, creo que subir impuestos puede proporcionar un aumento de recaudación momentáneo, y tal vez ni eso, pero, a la larga, al quitar renta disponible de consumo o ahorro a las familias, sólo servirá para ralentizar aún más el crecimiento.

Actibva | El Gobierno introduce un gravamen complementario en el IRPF, ¿Cómo tributan los Fondos de Inversión en el IRPF?
Imagen | Images of Money

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia