Magazine

Anunciate aquí
fiscalidad

Cómo presentar la declaración de la renta 2010 fuera de plazo

5 comentarios

Calendar June
El plazo de presentación de las declaraciones del IRPF de un ejercicio (con independencia de su resultado a ingresar, a devolver o cuota cero) es, generalmente, desde el 2 de mayo hasta el 30 de junio del año siguiente. Por tanto, el jueves 30 de junio del 2011 finaliza el plazo voluntario para la presentación de la declaración del IRPF 2010.

Si Vd. es de los que olvidó esta cita sepa que siempre podrá presentar la declaración fuera de plazo, si bien la legislación vigente establece una serie de penalizaciones cuya cuantía aumentará con el paso del tiempo… Así, cuanto más tarde se presente la declaración más caro le resultará el despiste.

Anunciate aquí

Insistir en que el contribuyente es el único responsable ante Hacienda de su declaración de la renta. Por ejemplo, tenga en cuenta que si una declaración errónea ha sido confeccionada mediante el sistema de cita previa de la AEAT, sólo en casos muy concretos podrían evitarse las sanciones.

IRPF con resultado a ingresar

Las declaraciones presentadas fuera de plazo y que resulten a ingresar, siempre que se presenten sin mediar requerimiento previo de la Administración al efecto, darán lugar a la exigencia de un recargo de cuantía variable en función del retraso, sin que se pueda imponer sanción alguna por ello. Dichos recargos son los siguientes (artículo 27 de la Ley General Tributaria):

  • El 5% de la cantidad ingresada, con exclusión del interés de demora, si el ingreso se produce dentro de los 3 meses siguientes al término del plazo de declaración.
  • El 10% de la cantidad ingresada, con exclusión del interés de demora, si el ingreso se produce dentro del período comprendido entre 3 meses y un día y 6 meses desde el término del plazo de declaración.
  • El 15% de la cantidad ingresada, con exclusión del interés de demora, si el ingreso se produce dentro del período comprendido entre 6 meses y un día y 12 meses desde el término del plazo de declaración.
  • El 20% de la cantidad ingresada, si el ingreso se produce una vez transcurridos los 12 meses siguientes al término del plazo de declaración. En este último caso, se exigirán también los intereses de demora correspondientes al período transcurrido desde el día siguiente al término de los doce meses posteriores a la finalización del plazo de declaración hasta el momento en que la declaración se haya presentado.

Todo ello, sin perjuicio de que el recargo pueda verse reducido en un 25% de su importe en los casos y con los requisitos previstos en el artículo 27.5 de la LGT (básicamente, se trata de una reducción por conformidad).

A modo de resumen:

Delay

Además del ingreso en efectivo, el pago de la deuda tributaria puede realizarse mediante entrega de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español que estén inscritos en el Inventario General de Bienes Muebles o en el Registro General de Bienes de Interés Cultural, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 73 de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

Si Vd. es de los que olvidó esta cita sepa que siempre podrá presentar la declaración fuera de plazo, si bien la legislación vigente establece una serie de penalizaciones cuya cuantía aumentará con el paso del tiempo…

Si la declaración no se presenta voluntariamente fuera de plazo, sino que ha mediado un requerimiento de Hacienda, además de los recargos anteriores, podría haber sanciones. En estos casos, se habría cometido una infracción que, en función de la cuantía y de que concurran determinadas circunstancias, como la ocultación de datos, será leve o grave.

IRPF con resultado a devolver

No haber presentado el IRPF 2010 con resultado a devolver, en el mejor de los casos, sería una infracción leve que se castiga con multas de 100 hasta 400 euros.

Recuerde: si declara sin haber sido requerido por la Administración, sólo tendrá que pagar un recargo entre el 5% y el 20%, además de la cuota y los intereses de demora. En cambio, si espera a que Hacienda actúe correo el riesgo de, además de recibir la correspondiente sanción, ser acusado de delito fiscal si el fraude supera los 120.000 euros.

Ahora bien, quizás en su caso consigamos evitar esta situación “incómoda” con Hacienda informándole que la normativa vigente permite fraccionar o aplazar el pago de la deuda tributaria….

Fraccionamiento


De forma muy sencilla el ingreso del importe resultante de la autoliquidación se podrá fraccionar, sin interés o recargo alguno, en dos partes: la primera, del 60% de su importe, en el momento de presentar la declaración, y la segunda, del 40% restante en el plazo establecido en la Orden por la que se aprueban el modelo de declaración de cada ejercicio (este año, hasta el 7 de noviembre del 2011). Ahora bien, para disfrutar de este beneficio será necesario que la declaración se presente dentro del plazo establecido y no se podrá aplicar al ingreso de las autoliquidaciones complementarias.

Aplazamiento


Sin embargo aplazar el pago del IRPF (en la forma prevista en el artículo 65 de la LGT) es algo más complicado ya que, en primer lugar, deben cumplirse los requisitos relativos a situación económico-financiera, garantías, etc. (i.e. justificarse las causas de la solicitud) y, en segundo lugar, exponer la forma en la que pensamos afrontarlo.

En Actibva | Renta 2011: cómo rebajar tu declaración de la renta de este año
Imagen | Happy Serendipity

Todo sobre irpf IRPF

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia