Magazine

Anunciate aquí
fiscalidad

Andalucía vs Suecia: ganamos en impuestos pero no en retorno

1 comentario

taxes1.jpg
Andalucía se ha ganado la fama de ser una comunidad que aporta menos de lo que recibe al estado. Sin embargo, si esto es así, no será por su baja presión fiscal. De hecho, Andalucía es la región que paga más impuestos de Europa.

A pesar de ser la región que más contribuye, comparativamente, no es, ni mucho menos, la que más recibe a cambio. Países como Suecia, Dinamarca o Noruega tienen una tasa de retorno, es decir, lo que los ciudadanos reciben a cambio de sus impuestos, mucho mayor.

Anunciate aquí

Andalucía: tributación desmadrada


Después de las últimas elecciones, el nuevo gobierno andaluz anunció un ajuste de 2.500 millones de euros en los presupuestos. Este ajuste recorta ciertos complementos salariales a los funcionarios y sitúa a los tramos más altos del IRPF a la cabeza de España, posición compartida con Cataluña.

Para que os hagáis una idea, la presión fiscal para las rentas más altas equivale a un 56% en el tipo marginal, el mismo que Cataluña. En Suecia, el gravamen es del 56’6% y, en Madrid, el 52%. Entiendo que muchos diréis que está bien que los “ricos” paguen más, pero pensad que los llamados “ricos” obtienen su riqueza más de rendimientos de capital que de rendimientos del trabajo.

Como, a pesar de la subida del IRPF, seguirá haciendo falta dinero, la Junta de Andalucía también ha subido el impuesto de Patrimonio, el de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y el céntimo sanitario, que grava los hidrocarburos. Este conjunto de medidas, convierten a esta comunidad autónoma una de las regiones que juegan en la Champions League de la presión fiscal europea.

La concreción de dichas subidas incrementará en un 1.10 la tarifa actual del Impuesto de Patrimonio, duplicará el tipo de gravamen autonómico del Impuesto sobre las ventas de minoristas de Hidrocarburos (el llamado céntimo sanitario, que pronto podremos llamar “céntimo recaudatorio”), agotando la banda permitida a las regiones y, finalmente, incrementará 1,2% al 1,5% el tipo de gravamen general del impuesto sobre AJD.

Ni siquiera las máquinas recreativas escaparán al incremento fiscal, viendo como se produce una subida en la tasa sobre el juego. Viendo la batería de medidas desplegada por el “nuevo” ejecutivo andaluz, no es de extrañar que la comunidad pase a ser una de las que tiene mayor fiscalidad.

Como curiosidad anecdótica, os contaré mi propio caso. Cuando me mudé a Madrid, hace unos años, olvidé empadronarme allí. A la hora de presentar mi declaración, la diferencia entre Madrid y Andalucía me suponía 400 euros más a pagar de seguir inscrito en el sur… y os hablo de hace unos años…

España: en el grupo de cabeza


Sin embargo, no sólo andaluces y catalanes pueden jactarse de estar entre los que más impuestos pagan. España, en general, se ha convertido en uno de los países con la tributación más elevada de Europa. Con los recientes ajustes realizados por el ejecutivo de Mariano Rajoy, nuestro país entre en el “top-five” de países europeos con la fiscalidad más alta.

Si miramos los impuestos directos, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas e Impuesto de Sociedades, solo Dinamarca, Suecia y Bélgica nos superan… y es por muy poquito, como podéis ver en la tabla adjunta.
201205227graficotopfive.jpg
Si hablamos de IVA, la media de la Europa de los 27 se sitúa en un 21% mientras que, en nuestro país, de momento pagamos el 18%, si bien esto podría cambiar en breve según ciertas informaciones difundidas por los medios económicos y que apuntan a una posible subida de éste impuesto indirecto en breve.

Conclusión


Cualquiera podría pensar que pagar más debería equivaler a recibir más, sin embargo este no es el caso de España. ¿Por qué?

Hemos de tener en cuenta tres hechos: por un lado, durante años se ha gastado el dinero público sin control, de modo que ahora hay que realizar un fuerte ajuste para pagar, entre otras cosas, aeropuertos inservibles y ciudades de la cultura innecesarias… eso además de mantener la enorme estructura pública que soportamos.

Además, se puede elevar la tributación por el trabajo hasta el infinito, pero si los sueldos son bajos, un porcentaje de esos sueldos será bajo. Sería preferible tener sueldos altos con menos porcentaje de recaudación que un porcentaje de IRPF alto sobre sueldos bajos.

Finalmente, hemos de tener en cuenta que la economía sumergida está estimada en más del 20% de nuestro PIB, de modo que lo que no tributa ese 20% ha de tributarlo el resto de ciudadanos. En nuestra cultura en particular, el que defrauda es el listo, sin pararnos a pensar que lo que no paga él, pero sí que disfruta, hemos de pagarlo los demás.

Actibva | 25 años de subidas y bajadas de impuestos en España (infografía), Combustibles e impuestos: un tándem peligroso
Imagen | Tax credits, elconfidencial.com

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de yonderboy !

    Buen final, mejor tener muchos ricos pagando poco que pocos pagando mucho. Pero aquí no se enteran.

    Por cierto, menuda diferencia. Habrá que pensarse lo de mudarse por motivos fiscales. ¿Alguien sabe cuales son las comunidades más baratas?

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia