Magazine

Anunciate aquí
empresas

Formas jurídicas y tipos de empresas

0 comentarios

Bolsa de Grano

Existen varios tipos de empresas según su forma jurídica, para nosotros como inversores es importante tener una noción básica sobre cada tipo de ellas si estamos interesados en invertir en las mismas. Porque según el tipo de sociedad, tendremos unos u otros derechos, aunque también deberes.

Normalmente existe la creencia de que los propietarios de una empresa no tienen que responder respecto a las deudas de la misma, esto es cierto en la mayoría de los casos, pero existen algunas formas jurídicas que no nos protegen adecuadamente de ese riesgo. Distinguirlas es fundamental si invertimos en empresas más pequeñas.

Anunciate aquí

Básicamente tenemos los siguientes tipos de sociedades:


  • La Sociedad Colectiva: en ella los socios aportan su trabajo y recursos. Los socios son responsables solidarios de las deudas de la sociedad, de forma que si la sociedad no tiene patrimonio para responder de sus deudas los acreedores se pueden dirigir al patrimonio de los socios para resarcir su deuda.


  • La Sociedad en Comandita es un tipo de sociedad en el que existen dos tipos de socios. Los socios colectivos (que son aquellos que responden como en la sociedad colectiva) y los socios comanditarios (que solo responden respecto al capital que se han obligado a aportar).

  • La Sociedad en Comandita por acciones es parecida a la sociedad en comandita, la principal diferencia es que el capital de los socios en comandita está repartido en acciones.

  • La Sociedad Anónima es una empresa en la que los socios solo responden por sus deudas por el capital que se han obligado a aportar. Es la forma jurídica más adecuada a la gran empresa, ya que permite la máxima circulación de las acciones que proporciona el capital social. Las empresas que cotizan en el mercado de valores han de ser sociedades anónimas.

  • La Sociedad Limitada es un tipo de sociedad cuyo funcionamiento es similar a la anónima. Los socios son conocidos como partícipes, y son dueños de participaciones (no de acciones, está prohibido llamarlas de ese modo), cuya circulación está limitada. Es un modelo más habitual para PYMES. La mayoría de las sociedades se constituyen bajo esa forma jurídica.

  • También existen otros tipos de sociedades, como las cooperativas o las mutuas de seguros. No obstante, casi todas se establecen bajo la denominación de Sociedad Limitada o Anónima. Si somos de los que preferimos invertir en PYMES de nuestros familiares y conocidos probablemente lo hagamos en una sociedad limitada o con excepciones en una anónima.

    En caso de que nos propongan una inversión en un pequeño negocio, debemos de tener en cuenta las condiciones jurídicas y a lo que nos obliga esa inversión. No saberlo puede acabar arriesgando nuestro patrimonio.

    Imagen | Tim Green

    Javier Navarro, editor de El Blog Salmón

    Anunciate aquí
    Anunciate aquí
    + Deja tu comentario

    Síguenos

    Newsletter

    Encuestas

    Destacados

    Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia