Magazine

Anunciate aquí
empresas

El Registro Mercantil: qué es y cómo funciona

1 comentario

437896687_6e47973a4fgh0_z.jpg
En el mundo de los negocios cuanta más información se tenga de la otra parte, mucho mejor. Imagínate que tienes que cerrar un contrato con una sociedad, y no sabes si esa sociedad tiene grandes pérdidas, por ejemplo. Pues bien, de dar esta información, entre otros asuntos, se encarga el Registro Mercantil.

El Registro Mercantil es una institución oficial que se encarga de dar publicidad legal a ciertas situaciones y actos de personas, tanto físicas como jurídicas, que intervienen en el tráfico mercantil. La finalidad de esto es crear una seguridad jurídica en el tráfico económico y, de este modo, proteger a quienes se relacionan con estos empresarios (inversores, proveedores, bancos…).

Anunciate aquí

A lo mejor os preguntaréis que de qué modo crean ese ambiente de seguridad. La respuesta es que el Registro Mercantil es público, por lo que, cualquier persona podrá consultar, obtener una nota informativa o certificación de todos los actos inscritos (las cuentas anuales, por ejemplo).

¿Es obligatorio inscribirse?


Los empresarios individuales o autónomos (salvo el naviero) no tienen obligación de inscribirse en el Registro Mercantil, aunque si pueden hacerlo de forma voluntario. Por lo tanto, el empresario individual que no se inscriba, no podrá pedir la inscripción de ningún acto y tampoco aprovecharse de sus efectos legales.

Por lo tanto, en el Registro Mercantil se inscribirán:

  • El naviero empresario individual.
  • Las sociedades mercantiles.
  • Entidades de crédito, seguro y sociedades de garantía recíproca.
  • Las cooperativas de crédito, las mutuas y cooperativas de seguros y las mutualidades de previsión social.
  • Las sociedades de inversión colectiva.
  • Las agrupaciones de interés económico.
  • Las cajas de ahorro.
  • Las sucursales de cualquiera de los sujetos anteriormente indicados.
  • Las sucursales de sociedades extranjeras y de otras entidades extranjeras con personalidad jurídica y fin lucrativo.
  • Las sociedades extranjeras que trasladen su domicilio a territorio español.

Salvo disposición legal o reglamentaria en contrario, la inscripción habrá de solicitarse dentro del mes siguiente al otorgamiento de los documentos necesarios para la práctica de la misma (un mes desde el otorgamiento de la escritura pública de constitución ante notario).

El incumplimiento, por parte de las entidades obligadas a su inscripción, de sus obligaciones registrales podrá ser sancionado, conforme a la Ley de Procedimiento Administrativo con multas que van desde los 300 a los 3.000 euros.

Registro Mercantil Central y Territorial


La organización del Registro Mercantil está integrada por los Registro Mercantiles Territoriales (en todas las capitales de provincia) y el Registro Mercantil Central, todos ellos dependen del Ministerio de Justicia a través de la Dirección General de los Registros y del Notariado.

El Registro Mercantil Central se ocupará de la ordenación y publicidad, meramente informativa, de los datos que reciba de los distintos Registros Mercantiles y se encargará de la publicación del Boletín Oficial en el Registro Mercantil (BORME). Si queremos obtener una información más amplia de una sociedad de Barcelona, tendremos que ir al Registro Territorial de Barcelona.

Otra de las funciones de las que se ocupa el Registro Mercantil Central es la sección de denominaciones de sociedades y entidades inscritas. Se encarga de archivar y dar publicidad de las denominaciones de todas las entidades inscritas. No obstante, las funciones del Registro Mercantil son muy amplias.

Trámites a realizar

Como hemos dicho los empresarios individuales o autónomos (salvo el naviero) no tienen obligación de inscribirse en el Registro Mercantil. Sin embargo, para constituir una sociedad mercantil, el primer trámite a realizar es la solicitud del certificado negativo de denominación social en el Registro Mercantil Central.

Una vez realizado este trámite y los posteriores (elaboración de estatutos, escritura de constitución ante notario, etc.), la Sociedad se inscribirá finalmente en el Registro Mercantil Provincial que corresponda con el domicilio social de la sociedad que habremos fijado en los Estatutos. En el momento de la presentación deberá abonarse una provisión de fondos. En el siguiente enlace puede ver las direcciones y teléfonos de los Registros Mercantiles.

Una vez constituidas, las sociedades inscritas deben hacer constar en toda su documentación, correspondencia, notas de pedido y facturas, el domicilio y los datos identificadores de su inscripción en el Registro Mercantil, además de su forma jurídica (S.L, S.A, etc).

Con posterioridad, en la hoja abierta a cada sociedad deben inscribirse también todos los actos o contratos que modifiquen el contenido de los asientos practicados o cuya inscripción prevean las leyes o el presente Reglamento (nombramiento o cese de administradores, por ejemplo).

En Actibva | Novedades en las cuentas anuales, ¿Salir de la crisis? Sí, creando empresas
Imagen | Empresa S.L

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia