Magazine

Anunciate aquí
empresas

Capital riesgo: conócelo y consíguelo

0 comentarios

billetes.jpg
Las crisis, además de tiempos difíciles, traen épocas de oportunidades. Si tienes una idea y crees que sólo necesitas un empujoncito para ponerla en marcha, debes saber que hay multitud de gente dispuesta a ayudarte. En estas circunstancias puedes recurrir al capital riesgo y cuanto mejor lo conozcas más fácil te será conseguirlo.

Existe tanta variedad de fuentes de capital riesgo que es más que probable que, si tenéis un proyecto interesante y bien planteado, consigáis la financiación que necesitáis para hacerlo realidad. Como es lógico, nadie os va a regalar el dinero si vuestro proyecto no es viable, pero, si lo es, desde Actibva podemos ayudaros a dar vuestros primeros pasos.

Anunciate aquí

Capital riesgo: cómo funciona


Lo que hace el capital riesgo es intervenir en empresas sin vocación de control o permanencia. Básicamente ponen el dinero y cuando rentabilizan su inversión se retiran dejando que los impulsores del negocio asuman el control en todo momento. Generalmente intervienen en PYMES innovadoras que tienen dificultades para acceder a otras fuentes de financiación más tradicionales.

El capital riesgo opera utilizando dos vehículos preferentemente:

  • Sociedades de capital-riesgo que tienen forma jurídica de sociedades anónimas
  • Fondos de capital-riesgo que son patrimonios sin personalidad jurídica propia y que son administrados por una sociedad gestora

Dependiendo de cuándo se solicita el capital estaremos hablando de venture capital, capital solicitado para el primer impulso de la idea, cuando ésta está en una fase temprana de desarrollo, o de private equity, que es el capital utilizado para invertir en empresas ya estabilizadas.

Capital riesgo: qué necesitáis para conseguirlo


Básicamente, los inversores buscan algo tan simple que se puede definir con tres palabras: potencial de crecimiento. Una de las cosas más importantes que tenéis que hacer para lograr financiación para vuestro proyecto es demostrar que se trata de una idea viable y que puede funcionar. Por supuesto, por muy convincentes que seáis, cosa que os ayudará, no les bastará con vuestra palabra.

Lo primero es sentarse y madurar bien el proyecto. Es absolutamente imprescindible la elaboración de un plan de negocio. Esto es algo tan importante, que incluso en muchas de las webs de entidades de capital riesgo os ofrecerán documentos tipo o guiones de los puntos que debería contener vuestro plan de negocio.

Una vez que habéis madurado el proyecto y elaborado el plan de negocio es importante, aunque no imprescindible, preparar una presentación para el caso de que os soliciten una reunión. Si llegáis a este punto, habréis ganado mucho y os merecerá la pena intentar prever las dudas que os puedan plantear.

Entre los detalles más valorados entre vuestros futuros inversores se encuentran:

  • Que el proyecto sea atractivo y presente potencial de crecimiento
  • Que el equipo que presenta la idea esté bien cualificado y se identifique con el proyecto
  • Que la estrategia esté claramente definida
  • Que vuestro proyecto pueda hacerse fuerte en su nicho de mercado o, al menos, tenga posibilidades de conseguirlo

Además del plan de negocio, la presentación y la actitud necesaria para comerse el mundo, os recomiendo que llevéis un currículum vitae debajo del brazo. Eso ofrecerá a vuestros interlocutores la oportunidad de conocer vuestra trayectoria profesional y les aportará una valiosa información a la hora de determinar si vuestra experiencia está en sintonía con el proyecto.

Capital riesgo: dónde lo encontraréis


Encontrar el capital que necesitáis es más fácil de lo que parece. Ojo, digo encontrarlo, conseguirlo es otro tema diferente. Tan sólo tenéis que teclear “capital riesgo” en un buscador de Internet y encontraréis varias páginas dedicadas a la inversión en proyectos innovadores.

Merece la pena reseñar la página de la ASCRI o Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo. En esta página encontraréis aplicaciones tan útiles como un buscador de entidades que ofrecen capital riesgo, noticias del sector y muchos otros recursos.

Por otro lado, también resulta interesante visitar la web de la Revista Española de Capital Riesgo. Ésta incorpora diversas secciones que van desde el “quien es quien” en el capital riesgo a la legislación existente o los eventos que están próximos a celebrarse. Para ver si os convence, cuenta con la posibilidad de solicitar un ejemplar gratuito.

Conclusión


Desde luego, sea a través del capital riesgo o de un Business Angel (inversores que además de capital aportan su experiencia en los negocios), no os faltarán recursos para poner en marcha vuestro proyecto, idea o sueño. Basta con estar decidido a trabajar duro y a atreverse a soñar para dar el primer paso que pueda llevaros al triunfo empresarial.

Actibva | En España hay capital para invertir pero falta el riesgo, entrevista a Roberto Heredia CEO de 11870.com, ¿Cómo enfrentan la crisis las microfinancieras y el capital riesgo?
Imagen | Maesejose

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia