Magazine

Anunciate aquí
economia

¿Qué es el déficit público y por qué hay que reducirlo?

0 comentarios

deficit-publico.jpeg
Desde que arrancó la crisis, cada vez que vemos una noticia de economía sale a colación el déficit público. En este sentido, saber qué significa el déficit público y cómo se origina, es un hándicap para los no economistas y financieros.

El déficit público es la diferencia negativa entre los ingresos y gastos del total de las administraciones públicas durante un ejercicio económico. Es decir, si el total de las administraciones públicas ingresan menos dinero que el que se gasta para acometer todos los servicios públicos se crea déficit público. En el caso contrario, si los ingresos durante un periodo económico son superiores a los gastos, se crea superávit público.

Anunciate aquí

El déficit presupuestario y el déficit público


Todas las administraciones públicas están obligadas a realizar un presupuesto anual de ingresos y gastos. En estos presupuestos, las administraciones verán las fuentes de todos los ingresos, fundalmente impuestos, tasas y operaciones financieras y todos los gastos. Dentro de los gastos, tendremos todas aquellas partidas que dan cobertura a los servicios públicos que tenga que prestar la administración concreta.

Por ejemplo, en el caso del Estado, hablamos siempre de los presupuestos generales del Estado y tal y como vimos ya en este post, estos presupuestos contemplan los resultados económicos previstos para un año. En el caso de España, para los presupuestos que se están redactando para el año 2012, tenemos un déficit presupuestario global del 5,8% en términos de PIB y un déficit de la administración central del 4%.

Cómo se mide y cómo se expresa el déficit público


Tal y como acabamos de ver en el ejemplo anterior, el déficit público se expresa en términos porcentuales referidos al PIB. Este porcentaje representa una cantidad monetaria líquida, que se calcula una vez que conocemos el PIB de la administración a la que está referida.

Por ejemplo, para el caso de España y la administración central, el PIB previsto para el año 2012 es de 1.070.000.000 euros (1.07 billones de euros aproximadamente) por lo que el déficit del Estado supondrá el 4% de dicha cantidad y el déficit total de las administraciones públicas será del 5,8%. Aproximadamente equivale a unos 60.000 millones de euros. ¿Cómo se explica entonces esta cifra?

Pues esta cifra significa que durante el año 2012, el total de las administraciones públicas gastarán en torno a 60.000 millones de euros más que ingresarán durante el ejercicio 2012.

¿Por qué es importante reducir el déficit público?


Para entender porqué el déficit público es un lastre en las economías si este déficit es continuado, debemos partir de la base de que todo el dinero que se gaste por encima del que se ingrese, debe obtenerse mediante los recursos a la financiación externa a la economía pública.

En el caso de España y por extensión de todos los países que tienen la política monetaria transferida al Banco Central Europeo, tienen que tener presente que las fórmulas de financiación pasan casi siempre por la emisión de deuda pública, dado que no se nos permite aplicar políticas de devaluación de moneda.

Por tanto, la emisión continua de deuda pública va a generar gastos financieros externos mediante los intereses dado que toda la deuda pública que se encuentre en circulación va a generar intereses que a la vez van a suponer más gastos para las administraciones públicas. En este sentido, incurrir en déficit de manera puntual no es malo persé, pero todas las economías presupuestarias deben rehuir del presupuesto deficitario por norma general de política económica.

En Actibva | Claves para entender el techo de gasto del Estado y los Presupuestos Generales, Presupuestos Generales 2012: cuadro macroeconómico y techo de gasto, Mapa de los ajustes que se realizarán en el 2012 en las cuentas públicas
Imagen |

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia