Magazine

Anunciate aquí
economia

¿Por qué podría subir el IVA en productos de primera necesidad?

2 comentarios

Fruta

La modificación de la estructura del IVA amenaza con aumentar la tributación de algunos productos que hasta ahora han disfrutado de un tipo reducido, con el fin de cumplir las recomendaciones realizadas por la Comisión Europea para compensar la caída de recaudación. Aunque es poco probable que se modifiquen productos alimenticios básicos, es una propuesta que hace que muchos nos preguntemos “¿por qué?”

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE, el 60% de los bienes consumidos en los hogares españoles tributan a un tipo reducido, por lo que resulta un cambio importante que puede afectar a la economía familiar, pero también a las cuentas del estado.

Anunciate aquí

Elasticidad de la demanda

Los ciudadanos actuamos de forma diferente a modificaciones de los precios según consideremos que se trata de un producto de primera necesidad, de un lujo o de un mero capricho. Cuando se percibe una necesidad, como en el caso de la gasolina o el tabaco, los incrementos de precios no afectan tanto al consumo de dichos bienes, sino a la renta disponible para el ahorro.

Por decirlo de una forma sencilla, si de mi sueldo me sobran 40 euros, puedo guardármelo todo en la cartera o gastar 25 en una cena de restaurante, por ejemplo.

Si el precio de estas cenas aumenta a 30 euros y las expectativas futuras son negativas, lo más normal es que ese dinero se guarde para consumos básicos o simplemente como cobertura de problemas futuros. Tocará comer en casa.

Ahora bien ¿qué pasa si se subieran los impuestos de lo que como en casa? Evidentemente no es un consumo al que podamos renunciar y por tanto, el nivel de ventas se mantendría a costa de reducir la renta o el ahorro familiar y evitando los productos más caros.

El sector agrario espera con las manos en la cabeza que no se suba el impuesto sobre los alimentos como frutas u hortalizas, pues aunque se trate de un consumo básico puede desplazar la demanda hacia otros alimentos con menores márgenes o procesados. De forma paralela nos podría llevar al consumo de productos poco saludables, pero de bajo precio.

Vemos que se puede aumentar la recaudación del tributo a costa de golpear la economía ciudadana, la posibilidad es real. Pero apuntar la subida hacia el 60% del consumo familiar puede tener resultados negativos sobretodo para las clases más desfavorecidas, ya que no se tratan de gastos a los que se pueda renunciar de forma sencilla.

Esto, que a efectos de economía nacional podría suponer minimizar un poco la caída de recaudación del último año, también puede tener efectos negativos para el consumo interno ya que al disminuir el nivel de renta disponible, es muy posible que contraigan aún más las ventas de los comercios. Simplemente los Españoles tendríamos menos dinero para gastar o ahorrar y solo las personas con más recursos podrían sostener todos sus consumos intactos.

¿Cómo aumentar la base imponible?

El gran reto que tiene nuestro país respecto a las peticiones europeas, consiste en aumentar la base imponible para lograr aumentar la recaudación, tocando lo menos posible los productos alimenticios de primera necesidad. Ante esto no se puede caer en el incremento de la tributación de productos como el pan o las hortalizas, sino en otros conceptos recogidos en los tipos reducidos.

Sabiendo que el actual tipo reducido del 4% se aplica a alimentos de primera necesidad como la leche, la verduras, el pan y la fruta, en principio no podemos esperar modificaciones en ellos, pero sí en periódicos, revistas, libros y/o algunos productos farmacéuticos que también entran en esta categoría, aunque resultaría bastante impopular cargarlo sobre sillas de ruedas o prótesis.

De igual modo, los que tributan al 8% son más productos sanitarios, productos alimenticios no básicos, hostelería, construcción, transporte de viajeros eventos culturales, etc…

Como vemos, el terreno sobre el que incrementar la base imponible es espinado y cualquier cambio podría despertar el descontento entre la población o entre los sectores económicos que ya están viviendo los efectos más adversos de la crisis.

El incremento de precios derivado de una subida impositiva en el tramo general sería una mala noticia para los comercios y para la propia economía nacional en el presente contexto, pero tocar la estructura de los tramos reducidos también puede hacer a los españoles un poco más “pobres”.

Ante la presión de Europa podemos estar seguros de que habrá noticias sobre esto, pero nos falta por saber dónde se va a meter mano y si se usa un bisturí o algo más contundente.

En Actibva | Efectos de la subida del IVA en la economía, La subida de IVA amenaza al sector turístico, Bruselas pedirá una subida del IVA en España
Imagen | SlimFicky

Todo sobre iva IVA

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de evac !
    evac | 3 estrellas

    Muchas familias han reducido su cesta de la compra a productos básicos porque no llegan a fin de mes... para que ahora también suban estos...

  • 2

    Avatar de thirty_seconds !

    Me parece que lo que quieren es agarrarnos por los pies, ponernos cabeza abajo y sacudirnos a ver cuanto nos pueden sacar. Cuando dejen de caer monedas se darán por satisfechos (o no).

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia