Magazine

Anunciate aquí
economia

Las primeras medidas de Rajoy ¿qué nos espera en las próximas semanas?, por @godivaciones

1 comentario

Rueda de prensa consejo ministros
Las pasadas vacaciones de Navidad han sido unas de las más densas políticamente. Con los nombramientos ministeriales aún frescos, los dos últimos consejos de ministros en los que se han perfilado las primeras medidas frente a la crisis del nuevo gobierno han levantado un oleaje de críticas y apoyos.

Sin duda, hay un tono diferente entre los mensajes del gobierno socialista y del gobierno popular. De Guindos afirmó sin rubor a la primera de cambio que entraremos en recesión y que las cosas no van bien. Salgado nunca fue tan clara.

Anunciate aquí

Pero el conjunto de medidas anunciadas en las dos pasadas semanas son variopintas. Por un lado, saltándose el eslogan más repetido en su campaña electoral, han subido el impuesto sobre la renta, el IBI y han adelantado que puede que suban el IVA en los próximos meses.

La razón que han aducido es que el déficit público es mayor de lo que el gobierno anterior había previsto en dos puntos. Además, han anunciado la prohibición de realizar transacciones en efectivo por encima de una cantidad, que los técnicos del Ministerio aventuran en mil euros. Esta medida supuestamente trata de luchar contra el fraude fiscal.

También se mantienen las prestaciones por desempleo y se prorroga la concesión de cuatrocientos euros a parados que hayan agotado dicha prestación. Se mantienen las pensiones. Se recortan un 20% las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y fundaciones. Y se anuncia una reducción de las entidades públicas para redimensionar el Estado.
En resumen, un ramillete variado de medias que ya han recibido las bendiciones de Bruselas pero no de gran parte de la población española.

Para analizar la cuestión hay que tener en cuenta varias cosas.

  • En primer lugar, en palabras de Soraya Sáenz de Santamaría, esto es el principio del principio. En marzo llegará otra batería de medidas y mientras tanto la Ministro de Trabajo ha de llegar a un acuerdo para poner en marcha la reforma laboral.
  • En segundo lugar, no es exagerado pensar que el desajuste presupuestario que se han encontrado es mayor, no sólo del que pensaban, sino del que han reconocido.
  • En tercer lugar, hay urgencia de mejoras y, probablemente, tras un primer estudio se han decidido por aquellas que suponían un aumento de los ingresos de manera más inmediata.
  • Y en cuarto lugar, ya sabíamos que la cura no iba a ser indolora.

No era un tarea fácil. Pero, ¿son estas las mejores medidas que se podrían haber tomado? Depende de en quién se piensa cuando se asumen. En este sentido, estas medidas no están dirigidas a la población española, sino a quienes vigilan nuestros resultados fiscales. Tal vez, cuando hablaban de recuperar la confianza durante la campaña electoral, no se referían a la confianza de los electores sino a la de Merkel y Sarkozy. Si hubieran pensado en los ciudadanos españoles habrían optado por soluciones alternativas.

El economista Juan Ramón Rallo, ha estudiado cómo únicamente eliminando los gastos más escandalosos de la Administración central, en forma de subvenciones, planificación de la producción y organismos públicos innecesarios, se podría haber logrado una reducción del déficit incluso mayor que el previsto por el gobierno.

El camino emprendido por el gabinete de Rajoy da la espalda a la pequeña y mediana empresa y asfixia al grueso de la población, la sufrida clase media. Pero hay una segunda lectura, no se percibe una intención clara de eliminar el enorme despilfarro al que nos acostumbró Zapatero en sus dos legislaturas.

Es cierto que se ha expresado la necesidad de redimensionar el Estado, pero sinceramente suena a “wishful thinking”. Nadie confía en que van a coger el toro por los cuernos, a reducir el tamaño de las administraciones públicas y a reajustar el estado de las autonomías. La razón de esta desconfianza es que ya han incumplido su palabra.

Tal vez Europa mire con buenos ojos las medidas del nuevo gobierno, pero los ciudadanos nos esperamos cualquier cosa de los próximos viernes. La siguiente cita, la de la reforma del mercado de trabajo, tan necesaria en un país con nuestro nivel de paro, puede darnos una idea más clara de lo que están dispuestos a hacer nuestros gestores por nosotros.

En Actibva | Esquivando la subida fiscal del IRPF en las rentas del ahorro, Rajoy dice que no quiere subir impuestos

maria-blanco.png María Blanco es profesora de economía de la USP-CEU y miembro del Instituto Juan de Mariana. Escribe habitualmente en su blog Lady Godiva.
Puedes seguirla en Twitter en @godivaciones o en Facebook, María Blanco.
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia