Magazine

Anunciate aquí
economia

Doce artículos para analizar el último paquete de ajustes del Gobierno

6 comentarios

ministros

Como viene siendo habitual en esta legislatura el viernes ha venido con bomba informativa, que ya se había ido avanzando durante la semana: subida generalizada del iva, acompañada de otras medidas fiscales y sociales de alto impacto social. Se elimina la deducción por vivienda habitual, se introducen importantes modificaciones en las cotizaciones sociales y en el control de las prestaciones, se apunta una posible reforma del marco tarifario eléctrico, se da una nueva vuelta de tuerca en las condiciones del personal de las Administraciones Públicas, etc…

El contenido de las reformas se fue conociendo a lo largo de la semana, hasta su presentación el mismo viernes tras su aprobación en el Consejo de Ministros. Sin embargo, y como es frecuente, ha habido que esperar al sábado por la mañana y su publicación en el BOE para saber hasta donde llega y hasta donde no. Sin perjuicio de que esta semana haya análisis más profundos, os recomendamos en este post la lectura de doce artículos para entender el significado y alcance del ultimo pack de ajustes del Gobierno.

Anunciate aquí

Para empezar, y como ya os habréis dado cuenta, se palpa una fuerte corriente critica con estas reformas. Y no es de extrañar, si como acertadamente señala Pau Monserrat en Futurfinances, hay un amplio número de colectivos agraviados, a los que se les toca el bolsillo de una manera sustancial.

Nacho Cardero, en El Confidencial, no comparte el fatalismo del Gobierno en cuanto a que no hay otro camino, y señala que sigue sin meterse mano en la estructura autonomica, en las televisiones públicas y en las infraestructuras.

En Desde el exilio consideran que los recortes que afectan a los empleados públicos son una maniobra de distracción, y apuestan por replantearse el papel de la Administración Pública, empezando por el Ministerio de Administraciones Públicas al que ven como un foco de gasto.

Santiago Niño Becerra insiste en su conocida linea de que los acontecimientos se precipitan con una suerte de inercia inevitable. Desprecia la llamada devaluación fiscal que da cobertura a estos cambios legales, para predecir el empobrecimiento que nos espera y en la cortedad de miras de los gobernantes y de la sociedad española respecto a la necesaria competitividad, basada en la productividad y no en el precio.

En el extranjero, The Economist es sumamente duro con el alza del IVA, que interpreta como un gesto para conseguir congraciarse con la nomenclatura europea, pero sin que parezca que estos sacrificios vayan a garantizar el respaldo de la misma.

¿Hay alguien, fuera del propio Gobierno, que esté de acuerdo con estas medidas? Cuesta encontrarlos, pero podemos citar dos ejemplos. Luis Garicano, dos días antes del Consejo de Ministros, entendía que las reformas anunciadas iban por el buen camino, con el esclarecedor título Última oportunidad para España: si aguanta, puede ser viable, donde deja caer que en Europa prende el convencimiento de que no habrá rescate para España.

Su compañero de FEDEA, Michele Boldrin, en Se necesita una hoja de ruta económica, comparte las medidas del Gobierno, pues apuesta por la subida de la fiscalidad indirecta, claro que reclama para ya una bajada de la directa y mayores recortes en las prestaciones sociales.

En una posición que podríamos denominar de apoyo crítico está Xavier Sala-i-Martín. En su análisis a bote pronto de los cambios fiscales los apoya, al entender que están en consonancia con su propuesta de devaluación fiscal, pero estima que son insuficientes y que serán necesarios nuevos ajustes en el corto plazo si o si.

A nivel micro, de impactos concretos, y a la espera de que se vaya desmenuzando en los próximos días el contenido de lo publicado ayer en el BOE, podemos encontrar ya varios posts ilustrativos. Por ejemplo, el incremento de costes por la actualización de software, políticas de precios, etc de las pymes españolas, tal y como nos recuerdan en TecnologíaPyme.

Francisco Fernandez Reguero, en Desde mi atalaya, se centra en el impacto de estas medidas en la recaudación pública, en los precios y en los margenes de la distribución comercial. Las empresas van a tener que hilar muy fino, con márgenes muy estrechos.

Para acabar, en El Bog Salmón, podemos encontrarnos con unos primeros análisis sobre las reformas en materia de vivienda, de cara al futuro y Si hay retroactividad parcial en la eliminación de la deducción por vivienda habitual en el IRPF.

En Actibva | Sanidad y educacion: análisis del plan de ajuste del Gobierno, España: ¿a las puertas del rescate?
Imagen | La Moncloa

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    interesante

    Avatar de Lawson !
    Lawson | 4 estrellas

    Todos son buenos, pero los de Pau Monserrat y Nacho Cardero son sublimes y dan en la clave.

    No es aumentar ingresos a costa de ahogar la economía sino reducir gasto supérfluo y de ése tenemos mucho.

  • Respondiendo a #1:
  • 5

    !

    Un honor el mero hecho de ser citado con gente del nivel que hay en este post. Sin ningún tipo de falsa humildad, una alegría de un economista de provincias.

  • 2

    interesante

    Avatar de Jose Carlos Alvarez Jimenez !

    Gracias por el post Borrom3o. Los artículos ofrecen una visión muy completa al afrontar distintas perspectivas. Unicamente comentar que existe algún problema con el enlace del último "también con efectos retroactivos" y no te dirige correctamente. De nuevo gracias por la recopilación.

  • Respondiendo a #2:
  • 3

    Avatar de borrom3o !

    Gracias a ti por comentar y detectar el bug. Corregido, ;) !

  • Respondiendo a #3:
  • 4

    !

    El último enlace está roto

  • 6

    !

    Los mercados, los economistas que entiendo (hay algunos que o son mucho más inteligentes que yo y no les entiendo, o se equivocan)y la gente con sentido común no aprueban las reformas del Gobierno.

    Vamos a ver: encarecer el consumo, aumentar los costes que asumirán determinadas industrias que no podrán repercutir el IVA en precios, reducir la capacidad de consumo de los funcionarios y personal público (de los pocos que por estabilidad se podían plantear gastar) y condenar aún más a la pobreza a los desempleados que aún cobran paro no parece que vaya ayudar al país a crecer.

    Y encima no se toca apenas la casta política (que no es que cobren mucho, es que hay demasiados y además muchos no saben hacer su trabajo, como la que nos manda a que nos jodamos) y la factura es para rescatar bancos.

    ¿De verdad alguien puede decirme que son medidas acertadas?

    Estoy dispuesto a que alguien me convenza, en serio.

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia