Magazine

Anunciate aquí
consumo

Nuevas medidas antitabaco: una imagen vale más que mil palabras

1 comentario

5686202543_27920e0c29_z.jpg
Parecen historias muy lejanas si hablamos de aquellos años en los que veíamos anunciados en grandes vallas publicitarias o acontecimientos deportivos productos de las compañías tabacaleras. Ahora la realidad ha cambiado y toda su publicidad es lo más agresiva posible con el fin de alertar de que es un producto mortal.

Quien pensó que la política contra el tabaco se acabaría cuando se prohibió fumar en espacios públicos, se equivocó. Desde Bruselas, cuando se produzca la revisión de la directiva sobre los productos del tabaco, pretenden introducir una serie de medidas que pueden dañar aún más al sector.

Anunciate aquí

Entre ellas se encuentra la prohibición de exhibir productos del tabaco en las expendedurías. Para los tabacaleros esta medida resulta ineficaz ya que afirman que no existe ninguna evidencia científica probada que demuestre que ocultando el producto disminuya el número de fumadores, además de atentar con su derecho de dar visibilidad al producto.

Por otro lado, se pretende homogenizar el producto y las marcas. ¿Cómo? Proponen crear cajetillas genéricas, sin logotipos ni marcas, siguiendo unos pasos similares a las actuaciones australianas. El sector ya ha mostrado su preocupación y advierte que supondrá dar paso a la falsificación y al contrabando de productos sin control sanitario.

En Australia, que entrará en vigor el próximo 1 de diciembre de 2012, han restringido los logotipos de la industria tabacalera, así como las imágenes de la marca, el texto y los colores de las cajetillas, creando así unos productos muy similares y estandarizados, sin dejar opción a la elección.

Hay estudios, como el publicado en la revista BioMed Central titulado BMC Public Health”, demuestran que el utilizar las cajetillas genéricas provoca distintas actuaciones y sensaciones a sus usuarios. Han comprobado como las cajetillas genéricas de tabaco reducen el atractivo de fumar en comparación con los cigarrillos empaquetados con la marca, los cuales, supuestamente saben mejor y son más suaves.

Del mismo modo, pretenden eliminar ciertos ingredientes del tabaco, aromas y sabores. Podemos pensar que con estas actuaciones se pretende eliminar los principales atractivos del tabaco, creando cigarros con un mismo sabor.

Si nos impactaban las imágenes de “fumar mata”, ahora entre sus propósitos se encuentra elevar el tamaño de las advertencias de las cajetillas hasta un 75% u 80% de su superficie (en la actualidad supone entre el 40% o 50%).

Todas estas prohibiciones junto con la eliminación de las máquinas expendedoras harán, bajo mi juicio, poner en peligro uno de los aspectos más valorados de hoy en día, los puestos de trabajo de un sector que genera cerca de 56.000 empleos directos e indirectos. Además, hará peligrar unas recaudaciones que en 2011 se cifraron en 9.600 millones de euros al Estado en concepto de impuestos.

No podremos saber hasta pasado un tiempo si finalmente estas medidas se llevan a cabo. Gusten más o gusten menos, la realidad es que tiene efectos muy perjudiciales para la salud. No obstante, debe ser el propio individuo el que decida si quiere o no cuidar su salud consumiendo este producto. De este modo, nos podemos preguntar cuál es el límite que existe entre nuestra libertad de decisión y las actuaciones del Estado intentando que se elimine este hábito.

En Actibva | ¿Cuánto alcohol y tabaco me puedo traer de vacaciones?; ¿Fumas y bebes? Enhorabuena por la gran cantidad de impuestos que pagas
Imagen | Ronald Peret

+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia