Magazine

Anunciate aquí
cajon-de-sastre

Inversiones curiosas para economistas excéntricos

1 comentario

accion.png
Existen un conjunto de activos en los que la mayoría pensamos a la hora de invertir, pero más allá de lingotes, acciones y bonos, hay un mundo entero de inversiones curiosas para los aficionados a la economía más excéntricos.

Internet no sólo ha facilitado la inversión en activos convencionales a través de los brókers online, también ha sacado otro tipo de activos de los circuitos especializados para ponerlos al alcance de cualquier persona interesada en su adquisición.

Anunciate aquí

Uno de mis artículos de colección favoritos son las acciones antiguas. La foto de cabecera es una de mis adquisiciones, y data exactamente de tres semanas antes del 22 de octubre de 1929, el “jueves negro”. Antes de convertirse en meros apuntes electrónicos en un ordenador, las acciones se entregaban en papel al portador y, si buscáis bien, encontraréis acciones que son verdaderas obras de arte y que, además, pueden tener una interesante historia detrás.

Imaginad el precio que puede alcanzar en una subasta una acción de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (Vereenigde Oost-Indische Compagnie o VOC en holandés), que fue de la primera empresa en emitir acciones en 1606 y de la que actualmente sólo quedan cuatro (sólo una permanece en manos privadas). Una de estas acciones inspiró uno de los robos en la película Ocean Twelve. Por si os interesa… se rumorea que está a la venta…

Una primera edición de La riqueza de las naciones, publicado en 1776 por Adam Smith y considerado el manifiesto del capitalismo y primer libro de economía moderna, se subastó hace dos años llegando a alcanzar un precio de salida de 25.000 dólares. Si sois fans del señor Smith, pero no disponéis de tanto dinero para invertir, siempre podéis adquirir una séptima edición del mismo título por el módico precio de salida de 360 libras.

El dinero, como método de cambio y depósito de valor tiene un curioso poder de fascinación sobre un buen número de personas. Si os interesan las curiosidades, podéis encontrar en las casas de subastas online un buen número de billetes y monedas interesantes. Por ejemplo: denarios romanos (aptos para todos los bolsillos), billetes de dólar de 1929 o uno de los billetes más grandes del mundo: los 100 trillones (en notación anglosajona) de dólares de Zimbabwe. No hace falta decir que éste último es más una mera curiosidad que una inversión.

Eso sí, mucho ojo con ciertas inversiones de este tipo que parecen dar “euros a cincuenta céntimos”. No hay que olvidar los casos de Fórum Filatélico y Afinsa, en los que se creó un sistema de valoración de sellos (fundamentalmente) muy particular y que acabó en la intervención de las entidades por parte del gobierno.

Tal vez os pueda parecer que el coleccionismo de antigüedades/curiosidades económicas representa algo residual en lo que a inversión se refiere, sin embargo, nada más lejos de la realidad pues representa una de las facetas de un mercado que, el año pasado, movió unos 46.137 millones de euros con más de 36,8 millones de transacciones según Arts Economics; algo nada desdeñable.

Como muchos sabréis, la mayoría de los grandes inversores recomiendan diversificar las inversiones o, traducido al lenguaje del común de los mortales, no poner los huevos en la misma cesta. Adquirir alguna de estas curiosidades os permitirá protegeros de la caída de ciertas acciones o la devaluación del oro y además, si como a mi os gusta la historia, pasaréis momentos muy entretenidos admirándolos.

Actibva | Guía de ahorro e inversión para pequeños ahorradores, Inversion en plata: comprando monedas antiguas
Imagen | Lawson

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia