Magazine

Anunciate aquí
ahorro

No caigas en su trampa: cómo evitar las estafas al alquilar un apartamento por Internet

0 comentarios

foto-modificada.jpg
Internet es una herramienta cómoda para planificar nuestros planes o vacaciones sin movernos de casa. Pero también es terreno de estafadores. Los más comunes son en verano, donde aprovechan para estafar a la gente y alquilar apartamentos que pueden ni existir o que sean de otro propietario. Probablemente, debido a la situación económica en la que no encontramos, la picaresca haya aumentado el doble, y por ello los fraudes sean mayores. Es necesario tomar una serie de precauciones para no llevarse sustos.

En primer lugar desconfía de anuncios con precios desmesuradamente bajos, nadie da duros a pesetas. La perspicacia de los estafadores es mucha, y quieren aprovecharse de nuestros problemas económicos ya que saben que la mayoría buscamos unas vacaciones más económicas.

Anunciate aquí

Sospecha si al contactar con el propietario este te dice que vive en el extranjero o que vive en otra provincia y no te puede enseñar la casa. No es lo común que te pida que realices una transferencia en concepto de reserva a través de una empresa internacional de envío de dinero, por ello, desconfía de ellos.

En la actualidad existen herramientas como el Google Maps que te permiten verificar alguna de las características de los apartamentos. Basta con preguntar la dirección exacta del inmueble en el que te vas alojar y buscarlo en Internet, y te mostrará si está tan cerca de la playa como dicen.

Pide todo tipo de información adicional: más fotos del alojamiento, teléfonos, datos de la cuenta bancaria…Si escondiera algo, te dirá que prefiere ponerse el en contacto contigo (nº desconocido) y que los datos bancarios no son necesarios o que la cuenta es anónima. O directamente, al no esperarse todas estas peticiones, puede que interrumpa el contacto con vosotros.

Aunque parezca exagerado, puedes verificar a través de los registros de la propiedad que el arrendador es el dueño del piso. Igualmente, si envías el adelanto del depósito, asegúrate de que el destinatario es el auténtico propietario.

No obstante, lo recomendable es no pagar nada por adelantado sin haber visto antes la propiedad, no vaya ser que huya con el dinero. Pueden que te pidan el pago de un depósito para garantizar la reserva de la propiedad. Lo habitual es que este represente el 20% o 30% del total.

Aunque se sigan al pie de la letra todas las recomendaciones expuestas anteriormente, es perfectamente posible que nada más atravesar la puerta nos percatemos que no cumple con lo prometido por el propietario (habitaciones de menos, muebles destrozados…).

Si el contrato se hizo directamente con el dueño, intenta arreglar los problemas con él de forma amistosa. Si se resiste, puedes reclamar a través de una demanda presentada en el Juzgado de Primera Instancia de la localidad en la que se encuentre la vivienda.

Si el contrato de alquiler se ha cerrado con una inmobiliaria, hay que acudir a ella porque tienen la obligación de proporcionar apartamentos en buenas condiciones de habitalidad. Puedes exigirle la devolución del dinero.

Si desgraciadamente todas las precauciones han sido pocas y hemos sido víctimas de una estafa presenta una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional o cuartel de la Guardia Civil más próximos a tu domicilio. Proporciónales toda la información posible (información estafador, correos, teléfonos…) para que encuentren al estafador.

En Actibva | Finanzas para todos: alquileres de casas veraniegas y apartamentos que vienen con trampa
Imagen | Playa de Peñiscola

Todo sobre estafas estafas

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia