Magazine

Anunciate aquí
ahorro

Ahorra con conducción eficiente

1 comentario

Conducción eficiente

La conducción eficiente no sólo sirve para ahorrar combustible, sino que también nos puede ayudar a alargar la vida de nuestro vehículo, especialmente en frenos, embrague, caja de cambios y motor. Conducir eficientemente, aunque no seamos grandes expertos nos puede ayudar en nuestra economía.

Recientemente visité a una amiga, a la que llevaba sin ver alrededor de un año. Uno de los temas comunes fue el creciente precio de la gasolina porque ambos necesitamos el coche para ir a nuestro lugar de trabajo a diario. No obstante, su forma de conducir era cualquier cosa menos eficiente. Ella podría gastar menos simplemente proponiéndoselo, aunque no era el momento de dar clase.

Anunciate aquí

Porque si de verdad estamos interesados en la conducción eficiente, aprender a hacerla no es complicado. En muchos coches se puede ahorrar fácilmente un par de litros a los 100, sin mucho esfuerzo. Obviamente estas ganancias son mejores o peores según el coche, pero nos podemos hacer una idea según el kilometraje que cada uno de nosotros haga. También están las ventajas medioambientales, pero en esta publicación nos vamos a centrar sólo en las económicas.

Conducir eficientemente no es cuestión de un día ni de dos, pero unos consejos básicos se podrían agrupar en los siguientes grupos:

Mantenimiento

  • Vigilar que la presión de los neumáticos sea la recomendada por el fabricante.
  • Realizar un mantenimiento correcto sobre el vehículo, por ejemplo nivel de aceite debe de ser comprobado periódicamente.
  • No añadir accesorios que innecesariamente estropeen la aerodinámica del vehículo. El diseño de los coches modernos suele estar optimizado en túneles de viento, ciertos accesorios no hacen sino estropear el trabajo realizado para conseguir una buena aerodinámica por ingenieros y diseñadores.

Liberar al coche del esfuerzo innecesario


  • El coche no es un trastero, por lo que no debemos almacenar carga innecesaria. Cuanto menos peso llevemos, menos gasolina gastaremos.
  • Uso del aire acondicionado sólo cuando es necesario. Muchas veces sólo el ventilador enfría suficientemente y no es necesario utilizar parte de la fuerza generada por el motor para pasar frío.
  • No obstante, las ventanillas bajadas son completamente antiaerodinámicas, ya que el aire entra por las mismas y empuja nuestro coche hacia atrás. Es mejor utilizar el ventilador o incluso el aire acondicionado.

Conducción eficiente

  • Debemos iniciar marcha nada más encenderlo, la práctica totalidad de los vehículos modernos no necesitan calentarse. Aunque eso no es excusa para darle acelerones en frío. Eso sólo sirve para maltratar el motor y para gastar más de la cuenta.
  • Apagar el motor para pausas de más de un minuto. Esto no se puede predecir siempre, pero hay incluso quien cronometra los semáforos que se encuentra habitualmente.
  • Hacer aceleraciones suaves y respetar los límites de velocidad.
  • No hace falta llevar el motor muy revolucionado, mejor que vaya suave. Subir de marcha cuando es posible suele ser la mejor opción.
  • Anticiparse al tráfico. Por ejemplo si vemos que el semáforo a cien metros está en rojo, no tiene sentido que aceleremos para frenar diez metros antes. Es mejor aprovechar la inercia, de modo que gastemos menos combustible.

Reducir el uso del coche

  • Compartir coche siempre que sea posible, por ejemplo con compañeros de trabajo.
    Utilizar el transporte público, muchas veces resulta más barato que ir en coche (sobre todo para una única persona).
  • Buscar medios alternativos como andar o ir en bici. Nuestra salud probablemente agradezca esos dos últimos siempre que sea seguro.

Por último recordar que si queremos gastar lo menos posible debemos de hacer el menor uso que podamos del acelerador y del freno (sin olvidar la seguridad). Acelerando incrementamos la cantidad de gasolina que se le introduce al motor y frenando estamos convirtiendo inercia que podríamos haber utilizado para recorrer unos metros más en simple calor.

Si ya conducimos eficientemente y esta información nos ha resultado básica, podemos encontrar más información en el excelente manual publicado por el IDAE. También existen cursos impartidos por clubes de conductores para aquellos que lo prefieran.

En Actibva | Coche rico, coche pobre: gastamos de 5.000 a 10.000 euros anuales en nuestro vehículo (Infografía)
Imagen | Jennie Faber

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de thirty_seconds !

    Más interesante me parece dedicarle a nuestro vehículo tiempo, dinero y esfuerzo por hacerle el mantenimiento nosotros mismos.

    Ahí si que nos vamos a ahorrar mucho dinero tanto directamente porque compramos los repuestos a mejor precio y lo instalamos nosotros como indirectamente porque evitamos que aparezacan averías graves. Por ejemplo, no cambiar frecuentemente el filtro de aire (precio 12 euros) nos puede ocasionar la avería del caudalímetro (300 euros) en coches turboalimentados.

    Además hay que tener cuidado con ciertos consejos como llevar el coche bajo de vueltas para que gaste menos. Esto nos va a ocasionar depósitos de carbonilla en las válvulas reduciendo las prestaciones del motor, lo que se conoce como que se nos ha "amariconado" el coche. Igualmente los coches diesel a partir del 2008 vienen equipados con DFP(diesel filter particules) y este se obstruye al ir frecuentemente bajos de revoluciones.

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia