Magazine

Anunciate aquí
actibva

Teoría de la oferta y la demanda

1 comentario


Este 2008 que toca a su fin ha sido un año donde todos hemos aprendido muchas cosas del mundo económico que antes desconociamos. Términos como inflación, deflación, recesión, agflación, subprimes y muchos más han llenado las páginas de los periódicos y de los blogs especializados.Pero en la economía real, en esa donde nos movemos diariamente, hemos visto como un día los precios subían desenfrenadamente sin conocer un techo, y un par de meses después esos mismos precios se derrumbaban sin razón aparente. Esto nos lleva a pensar ¿como se conforma un precio? ¿Quién le pone un precio a una cosa, más allá de los costes lógicos que tiene la manufacturación de ese producto? La respuesta se encuentra en un modelo económico, denominado Modelo de la Oferta y la Demanda. Y es en este modelo donde se fundamenta gran parte de la microeconomía, que es donde la población se mueve (la macroeconomía son los indicadores generales de un país, como el Producto Interior Bruto o PIB).

La teoría de la oferta y la demanda describe, simplemente, la interacción en el mercado de un determinado bien entre los consumidores y productores, en relación con el precio y las ventas de dicho bien. Este modelo predice que, en un mercado libre y competitivo, el precio se establecerá en función de la solicitud por los consumidores y la cantidad provista por los productores, generando un punto de equilibrio en el cual los consumidores estarán dispuestos a adquirir todo lo que ofrecen los productores al precio marcado por dicho punto.

Anunciate aquí

Esta teoría es la conjunción de dos leyes económicas:

  • La ley de la oferta, que indica que la oferta es directamente proporcional al precio; cuanto más alto sea el precio del producto, más unidades se ofrecerán a la venta.
  • La ley de la demanda, que indica que la demanda es inversamente proporcional al precio; cuanto más alto sea el precio, menos demandarán los consumidores.


Por tanto, la conjunción de ambas leyes da como resultado la primera conclusión: la oferta y la demanda hacen variar el precio del bien. Si el precio de un bien está demasiado bajo y los consumidores demandan más de lo que los productores pueden poner en el mercado, se produce una situación de escasez, y por tanto los consumidores estarán dispuestos a pagar más. Los productores subirán los precios hasta que se alcance el nivel al cual los consumidores no estén dispuestos a comprar más si sigue subiendo el precio. Este sería el ansiado punto de equilibrio

En la situación inversa, si el precio de un bien es demasiado alto y los consumidores no están dispuestos a pagarlo, la tendencia será a que baje el precio, hasta que se llegue al nivel al cual los consumidores acepten el precio y se pueda vender todo lo que se produce.

El modelo de la oferta y la demanda es, de todas las teorías económicas, quizá la que más cercana esté a la población de un país, a la gente común. Tiene componentes psicológicos y filosóficos difíciles de contrarrestar, y una lógica que asombra. ¿Quién no ha dejado de comprar algún artículo porque le parece demasiado caro? ¿Y quién no se abalanzó sobre un producto en liquidación porque le pareció demasiado barato?

Este modelo maneja los precios de toda actividad económica: ¿Por qué bajan las bolsas? Porque hay mayor oferta que demanda de acciones: hay más personas que venden que los que compran. ¿Por qué baja el petróleo? Porque el consumo se retrae en EEUU y Europa: hay mayor oferta que demanda. Y podemos seguir con los ejemplos…

Así que ya sabe: si ve un artículo demasiado caro, héchele la culpa a la oferta y la demanda…

Aurtor. Fabián Sinibaldi. Analista económica de América del Sur de Financialred.com

Foto tupolev y su cámara en Flickr.com

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

Síguenos

Newsletter

Destacados

Encuestas

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia