Magazine

Anunciate aquí
actibva

Fondos de inversión y riesgo

1 comentario

dolar2

Existen gran variedad de productos de inversión y ahorro, pero el más desarrollado después de los simples depósitos son los fondos de inversión. Estos productos pueden invertir en cualquier cosa: desde materias primas hasta la industria aeroespacial, pasando por inmuebles o deuda estatal, todo es objeto de inversión. Por esta razón, existen casi infinitas opciones donde tener invertido nuestro dinero.

Y esa es la cuestión. ¿Cómo decidir cual es el fondo más adecuado para nuestro perfil de inversor? Hay varios puntos a tener en cuenta antes de decidirse a depositar el dinero en las manos de la gestora:

Anunciate aquí

Clases de Fondos de Inversión

Existen muchas categorías de fondos, que tienen que ver con los distintos objetivos de inversión que mencionábamos antes. De esta manera, los fondos de las distintas categorías invierten en diferentes sectores, industrias, mercados o bienes.

Es muy importante saber en lo que invierte el producto, ya que de acuerdo a los activos subyacentes va a variar tanto el riesgo como las posibles rentabilidades. Ordenadas de menor a mayor en cuanto al riesgo, las categorías son:

  • Fondos Garantizados: aseguran la recuperación del capital inicial más una rentabilidad fija o variable a una determinada fecha. En estos tiempos de volatilidad, uno de los más populares.
  • Fondos de Renta Fija: invierten en la renta fija, compuesta por obligaciones, bonos, letras, pagarés, etc. La evolución del valor de estos fondos depende fundamentalmente de la evolución de los tipos de interés.
  • Fondos Mixtos: un mix de los dos anteriores. Invierten en renta fija y renta variable
  • Fondos de Renta Variable: invierte la mayor parte en renta variable (acciones). Se puede dividir dependiendo de los mercados donde invierten (Europa, emergentes, etc), según los mercados de actividad (tecnológico, telecomunicaciones) o según otras características de las empresas.
  • Fondos Globales: no tienen definida su política de inversión. Tienen la libertad de no fijar de antemano en los activos donde invertirán, ni la moneda de los mismos, ni el mercado geográfico. Por ende, hay algunos con alta exposición al riesgo.
  • Otros fondos de naturaleza más compleja. Aquí encontramos a los Hedge Funds, ETFs, Fondos de fondos o Fondos inmobiliarios.


Composición de la cartera

Cada fondo contiene una cartera de inversión, cuyo alcance va a estar delimitado de acuerdo a la categoría a la que corresponda. La composición de la cartera tiene mucho que ver con el riesgo, de acuerdo a la vocación de cada fondo. El riesgo, entonces, va a variar no solo por la clase de a

La composición de la cartera va a influir en el riesgo asumido teniendo en cuenta las siguientes pautas:

  • Vocación del Fondo: en general, la inversión en la renta variable tiene un mayor riesgo que la renta fija, ya que las cotizaciones de las acciones son más volátiles. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la inversión en renta fija también puede generar pérdidas, ya que esta también fluctua y la afectan más intensamente las variaciones de los tipos de interés.
  • Calidad del Crédito: algunos fondos pueden tener en sus carteras valores más o menos expuestos al riesgo del crédito. Este se describe como la posibilidad de que el emisor de la deuda no pueda hacer frente a sus pagos o que se produzca un retraso en los mismos. Aquí juegan las notas o los ratings de las Sociedades Calificadoras de Riesgos.
  • Zona Geográfica de asiento de los activos: la inversión en los mercados emergentes conlleva un riesgo adicional. Este riesgo país recoge la posibilidad de que los acontecimientos políticos, económicos o sociales de un país o una región puedan afectar a las inversiones situadas allí.
  • Divisa: las inversiones nominadas en moneda distinta al euro conlleva el denominado riesgo de divisa, derivado de las posibles fluctuaciones en los mercados de cambio.
  • Mercados no regulados: al negociar valores en mercados no regulados implica reconocer el mayor riesgo de esta operatoria. Al existir un menor control de los emisores, la valoración de estos activos resulta más compleja ya que no existe un valor de referencia.


Criterios para la correcta elección de un fondo adecuado

Al escoger un fondo, cada inversor debe hacer un correcto análisis de:

  1. la situación y objetivos personales: aquí están incluídos el riesgo de las pérdidas que el inversor está dispuesto a asumir y el plazo durante el cual quiere mantener la inversión.
  2. la selección del fondo: a través de los distintos folletos explicativos que obligatoriamente los fondos de inversión deben poner a disposición del público.


En general, existe una estrecha unión entre los conceptos de rentabilidad y riesgo. A mayor riesgo, mayores probabilidades de altas rentabilidades. Aunque de la misma manera se puede perder mucho en estos casos. El inversor debe tener en cuenta cuanto riesgo desea asumir: bajo, medio o alto. En los folletos de los fondos, según las normas de la CNMV, debe estar especificado el perfil de riesgo del mismo.

A su vez, debemos pensar el horizonte temporal: en algunos casos, como por ejemplo los fondos garantizados, retirarse antes de cierta fecha implicará asumir importantes pérdidas. Tambien tiene que tener en cuenta las comisiones cobradas por la gestora, ya que en estos tiempos de “vacas flacas” pueden tener incidencia significativa en la rentabilidad del fondo.

Y por último, hay que tener en cuenta esta muletilla y recordarla siempre: “rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras“. Creo que en el último año lo hemos aprendido bien.

Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de josetrecet !

    Está claro que nadie regala 'duros a cuatro pesetas'. Los fondos de inversión tienen su riesgo, pero no por eso hay que demonizarlos ni huír de ellos como está haciendo ahora casi todo el capital.

Síguenos

Newsletter

Encuestas

Destacados

Herramientas Actibva - Gestiona tus finanzas personales con eficacia